Economía

Los problemas de Grecia y la política nacional siguen haciendo mella en el Ibex

Las bolsas europeas sufren otro correctivo en la sesión de hoy. Con una fuerte volatilidad a lo largo del día, el Ibex se ha dejado un -0,72 por ciento hasta los11.240 puntos. Por su parte, la bolsa alemana y francesa han retrocedido un -1,6 por ciento y un -0,6 por ciento respectivamente.

A estos descensos también se ha sumado Wall Street, que reanuda su andadura con importantes caídas que le hacen alejarse de los máximos históricos que marcó la semana pasada.

Sobre la delicada situación de Grecia seguimos oyendo mensajes contradictorios. Si ayer algunos funcionarios griegos afirmaban no podrían pagar un pago de 300 Mn€ que vence el próximo viernes 5 de junio, hoy Varoufakis ha tratado de calmar los ánimos afirmando que sí pagarán. Lo que está claro es que solo lo podrán hacer con un acuerdo con la troika de por medio, algo que a día de hoy se aventura complicado.

La resaca de las elecciones ha sido otro de los temas centrales del día. Más allá de los resultados municipales, el mercado teme que la fragmentación que hemos visto en las elecciones generales se repita en las generales de finales de año.

No es casualidad que en las últimas dos sesiones estén siendo más castigadas precisamente las empresas con más ingresos en España. Las que tienen un negocio más diversificado geográficamente están capeando mejor el temporal.

Entre estas, están cayendo más las cotizadas pertenecientes a sectores más dependientes de la regulación, como las eléctricas y los bancos.

Es por ello que las que más se han dejado hoy en dentro del Ibex, han sido, por este orden: FCC, BME, Sacyr, Acciona, ACS, Endesa, Banco Popular y Bankinter. Solo un puñado de ellas han evitado los números rojos. Entre ellas Abengoa, IAG e Indra.

Después de haberse mostrando sin variaciones ayer, hoy los mercados de deuda sí han reflejado la tensión que se vive. La prima de riesgo ha vuelto a situarse por encima de los 130 puntos, con la rentabilidad del bono español en el 1,86 por ciento.

Las bolsas neoyorquinas, que ayer permanecieron cerradas, cotizan con caídas de cerca del 1 por ciento contagiadas por Europa y por la más que probable subida de tipos en 2015.

La agenda macroeconómica ha estado acaparada por Estados Unidos. La confianza del consumidor frena la recha de 4 meses seguidos cayendo. El índice ha aumentado hasta 95,4 frente al dato anterior de 94,3. El encarecimiento de la vivienda, los precios de las acciones casi en máximos y un fortalecimiento del mercado laboral ha estabilizado la confianza de los ciudadanos.

Del mercado inmobiliario hemos conocido las cifras de venta de viviendas nuevas, que en abril aumentaron más de lo esperado (+6,8 por ciento vs +5,6 por ciento estimado). Esto se ha debido a la mejora del empleo, a los bajos tipos de las hipotecas y a la oferta limitada de casas, factores que están provocando un aumento de la demanda en el sector.

Selfbank