Internacional Política

Los puertos de Francia y Bélgica, en el punto de mira de Bruselas

La Comisión Europea investiga a ambos países para determinar si sus puertos han recibido ayudas ilegales

El Ejecutivo comunitario ha abierto una investigación en profundidad sobre Francia y Bélgica, según ha informado este viernes la propia entidad. Todo ello, con el fin de aclarar si la exención de impuestos de sociedades a las empresas que operan en sus puertos cumple con la normativa europea.

En el caso contrario, se trataría de ayudas públicas ilegales que, en el caso de ser ciertas, se convertirían en una ventaja añadida sobre el sector para estos dos países, frente al resto de Estados miembros y competidores.

Advertencias previas

No es el primer aviso enviado desde Bruselas. De hecho, ya el pasado mes de enero, se pidió a ambos países adaptar su legislación fiscal a las normas comunitarias. El resultado: ambos países rechazaron la propuesta.

En cualquier caso, desde Bruselas se advierte que la explotación comercial de los puertos debe estar sometida al pago del impuesto de sociedades, en las mismas condiciones que lo hacen otros países.

“Los puertos juegan un papel esencial en la economía de la UE y las normas permiten a los países ayudar en la construcción y modernización de las infraestructuras con apoyos a la inversión –advertía en este sentido la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager-. Pero no se admiten exoneraciones fiscales que falseen la competencia con ventajas desleales”.

Caso por caso

Bélgica, por su lado, está siendo investigado por el régimen de tasas diferenciadas que se aplica en los puertos marítimos y fluviales, ya que el impuesto aplicado a las actividades comerciales de estas instalaciones es inferior al que se impone a otras empresas belgas. Entre estos muelles se encuentran algunos de gran envergadura como el de Brujas, Lieja, Ostende, Bruselas o Amberes.

En el caso de Francia, la Comisión rastrea el hecho de que la mayoría de los puertos del país estén exentos del pago del impuesto de sociedades. Entre estos, se encuentran los de Burdeos, Marsella, París, aquellos que pertenecen a las islas galas ultraperiféricas, el de Nantes o el de La Rochelle.