Nacional

Los sabios recomiendan un IRPF máximo del 50% y subir el IVA

El equipo de expertos presentaba este viernes el informe remitido al Gobierno en el que proponen reducir el IRPF; pasar los productos y servicios gravados con el tipo reducido del IVA (10%) al tipo general (21%) a excepción del turismo, la vivienda y el transporte de personas; y bajar el tipo general del Impuesto de Sociedades del 30% al 20%.

Así lo ha confirmado el presidente del comité, Manuel Lagares, que aconseja además al Ejecutivo que tanto la reforma de IRPF como de IVA se aplique desde 1 de enero de 2015, mientras que la devaluación fiscal se debería producir en una segunda fase, “más adelante ya que ahora no es el momento más oportuno” de afrontar ese esfuerzo.

Según sus cálculos, el impacto económico de sus recomendaciones de la primera fase sería del 0,5% anual del PIB, “compatible con una ligera aceleración de la senda de reducción del déficit público”, y que provocaría la creación de empleo prevista para una expansión de la economía de ese medio punto. Ante los medios de comunicación, Lagares ha asegurado también que las rebajas de las cotizaciones sociales podrían llegar a tener un impacto anual en el crecimiento y en la creación de empleo del 0,7% del PIB con una “apreciable” contribución adicional a la reducción del déficit público.

REORGANIZACIÓN DEL IVA
El comité de expertos para la reforma fiscal, liderado por el catedrático de Hacienda Pública Manuel Lagares, recomienda “reordenar” el IVA, aunque no subir los tipos. En la rueda de prensa de presentación del informe, Lagares señaló que “no estamos pidiendo subida de los tipos”, aunque sí una “reordenación”, algo que debería entrar en vigor en enero de 2015. Eso sí,  de cara al futuro, según Lagares en España habría que avanzar en una subida de tipos del IVA para poder rebajar las cotizaciones sociales, como recomienda Bruselas.

“Al tipo general del 21% tributan pocas cosas”, dijo el catedrático, quien agregó que “más del 40% está fuera” del mismo. En este sentido, apuntó que “hay otros que están en el esquema del 10%”, el tipo reducido, que “se podrían subir al 21%”. En todo caso, quiso dejar claro que habría que dejar en el 10% las actividades relacionadas con industrias “importantes” para España, como son el turismo (hoteles restaurantes y bares), también la vivienda “porque no está pasando su mejor época” y el transporte. Respecto a tipo superreducido del 4%, Lagares quiso dejar claro que “es intocable” porque “afecta a los bienes de primera necesidad”.

Por otra parte, el comité de expertos recomienda en su informe que se eliminen las exenciones fiscales a Correos, Loterías y partidos políticos, ya que este tipo de bonificaciones son, a su juicio, la causa directa (junto al fraude) de que a pesar de la alta presión fiscal en España la recaudación sea tan baja.

REDUCCIÓN DE COTIZACIONES SOCIALES Y SUPRESIÓN DE IMPUESTOS

Otra de las novedades radica en la distribución de las cotizaciones sociales: piden subirlas para el empleado y bajarlas al empresario como ya se hace en otros países. Lo que sugiere el comité de expertos es eliminar las bases tarifadas , establecer nuevos tipos de gravamen más progresivos y dar bonificaciones en la Seguridad Social a las empresas que no despidan.

En el capítulo del IRPF, quieren que el tipo máximo sea inferior 50%, que el mínimo se reduzca cuando las circunstancias lo permitan y que los tramos se simplifiquen de 7 a 4. “El Estado no puede aportar más que yo”, ha asegurado Lagares en la rueda de prensa. Los encargados del informe defienden una rebaja de la tarifa del IRPF atendiendo a las circunstancias personales de los ciudadanos y elevar significativamente la cuantía de los mínimos personales.

Los expertos también apuestan por suprimir el Impuesto de Patrimonio, eliminar las reducciones de Sucesiones y Donaciones y aumentar los Impuestos de Electricidad.

Además, en esa larga lista de sugerencias, 125, también apuestan porque  los transportistas paguen impuestos en función de lo que contaminen, por igualar el tipo del gasóleo y la gasolina y los impuestos del tabaco de liar y el de cigarrillos.