Economía La buena noticia del día

Los salarios de las grandes empresas aumentan un 1,3% en abril

Además, estas contratan y venden más durante el arranque de 2016

Las grandes empresas que operan en España retribuyeron un 1,3% mejor a sus empleados durante el mes de abril respecto al mismo periodo del año anterior, según se desprende del último informe sobre Ventas, Empleo y Salarios por la Agencia Tributaria.

Un fenómeno que se explica por el alza registrada en los servicios, de un 1,8%; y en la industria sin energía y agua, de 0,9 puntos porcentuales. En el polo opuesto se sitúa la que si hace uso de estas materias primas, bajó un 0,4%; y la construcción, cayendo un 0,3%.

Sin embargo, y a pesar de la caída, los trabajadores de la industria con energía y agua son los que mayores retribuciones medias obtuvieron, alcanzando los 4.233 euros mensuales. La construcción llegó a una media de 2.193 euros y los servicios a 1.956 euros.

Por su parte, la tasa mensual, por su parte, es un punto superior a la de marzo y se constituye como la más elevada desde enero de 2012. En aquel momento, el salario medio creció un 1,8% en términos interanuales.

Cabe destacar, también, que para el acumulado del año, el salario medio de estas compañías, que facturan más de seis millones de euros, ha crecido un 0,6%.

Crecen las ventas y el empleo

Este fenómeno se acompaña además de alzas en las ventas de las grandes compañías, que crecieron un 4,6% en abril respecto al mismo mes del año anterior, corregidos los efectos de calendario y acelerando en 4,1 puntos porcentuales el ascenso interanual que se registró durante el mes de marzo.

El empleo también aumentó, en este caso un 3,6% en abril, lo que supone tres décimas más para la tasa interanual de lo que lo hizo en marzo y una décima por debajo de la tasa de febrero.

Para el acumulado del año, la ocupación de las grandes empresas aumentó en tres puntos porcentuales y medio, por lo que las plantillas totales de estas cerraron abril con 4,8 millones de trabajadores, aproximadamente.

En este caso, el sector servicios, la industria sin energía y agua y la construcción son las que más contribuyeron al fenómeno alcista. De hecho, solo la primera contribuyó con 3,6 millones de trabajadores.