Nacional

Los sindicatos creen que los empleos que espera crear el Gobierno serán 'infraempleos'

Los dirigentes de CCOO, UGT y USO coincidieron este miércoles en advertir que los empleos que el Gobierno espera que se creen durante este año y el próximo serán totalmente precarios y no permitirán a los ciudadanos escapar del riesgo de pobreza.

En declaraciones a los medios de comunicación después de reunirse con el presidente del Gobierno, los secretarios generales de estas organizaciones, Ignacio Fernández Toxo de CCOO, Cándido Méndez de UGT y Julio Salazar de USO, afirmaron que estos empleos serán en su mayoría “a tiempo parcial y sin apenas protección”. “Serán infraempleos”, aseveró Salazar.

Por su parte, Méndez denunció que “no se trata de cuánto empleo se puede crear, sino de qué tipo de empleos”. “Se reduce el empleo a tiempo completo y aumenta el parcial y por cuenta propia, que no son una garantía suficiente para escapar de la trampa de la pobreza”, dijo el líder de UGT.

En este sentido, añadió que las cifras presentadas por el Gobierno en el nuevo cuadro macroeconómico, en el que espera crear 600.000 empleos hasta finales de 2015, “tienen una credibilidad relativa”.

En concreto, sostuvo que la evolución prevista del PIB “no puede permitir a nadie sostener el discurso de la recuperación, sobre todo de la del empleo”, ya que asegura que esa cifra “sigue siendo muy débil y está por ver eso de que se podrá crear empleo con un umbral menor que en el pasado”.

RESIGNACIÓN

Por su parte, Toxo apuntó que los dirigentes sindicales han trasladado al presidente del Gobierno que es “harto discutible” que se pueda dar esa cifra de creación de empleo” y le instaron a “no confundir el reparto del empleo entre más gente con la creación de empleo”. “Si lo único que se puede ofrecer es que los ciudadanos se acomoden a empleos a tiempo parcial con salarios que para completar uno entero es necesario dos o tres empleos, pobre país que estamos construyendo”, aseveró.

En este sentido, sostuvo que la postura del Gobierno en sus previsiones es “imprudente”, ya que es “optimista que rezuma resignación”. “No puede resignarse a no recuperar el empleo hasta dentro de 15 ó 16 años, o a que pasen 10 años para recuperar el PIB”, agregó.