Empresas

Los sindicatos critican la centralización de operaciones de Liberbank en Toledo

Desde CSICA aseguran estar acostumbrados a este tipo de actividades por parte de la directiva

La Confederación de Sindicatos Independientes de Cajas y Afines (CSICA) ha denunciado hoy que la decisión de Liberbank de concentrar sus actividades operativas y administrativas en un solo centro en Toledo tiene como objetivo “una fuerte reestructuración organizativa y de personas en la empresa”.

En un comunicado, CSICA-Extremadura responde así al anuncio hecho ayer por Liberbank, entidad fruto de la fusión de Cajastur-Banco CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura, de que dejará de tener repartidas sus labores operativas entre Cáceres, Cuenca, Madrid, Oviedo, Plasencia y Santander y las centralizará en Toledo.

Una “pirula” más

Para CSICA, esta actuación “es una pirula más” a las que les tiene acostumbrados la dirección de la entidad, “que siguen, 4 años después, en un proceso de integración infinito mientras sus rivales -los que saben- lo hacen en 3 meses”.

Para este sindicato, en la dirección de Liberbank, “siguen erráticos dando dos pasos hacia adelante y uno atrás, inconexos, desorientados e incapaces de obtener ninguna eficiencia que no provenga de meternos la mano en el bolsillo”.

Asegura que con esta actuación todas las tareas operativas y administrativas serán externalizadas y pasarán a ser desempeñadas en Toledo por una empresa de nueva creación que se llamará “Factoría” y “para la que contratarán nuevos trabajadores a los que seguramente no pagarán más de 600 euros al mes, no tendrán derechos y pasarán a engrosar la nueva clase de trabajadores pobres”.

Por su parte, los numerosos trabajadores que hasta ahora se encargan de estas actividades serán enviados a vender seguros a las oficinas que queden después de los cierres que, según señala CSICA se anuncian en la circular “horrorosa” que ha hecho llegar la empresa.

EFECOM