Nacional Política Sectores

Los sindicatos piden entre 430 y 480 euros mensuales para parados de larga duración y con cargas familiares

Los sindicatos han planteado al Gobierno que la ayuda a parados de larga duración sin ingresos y con cargas familiares alcance entre el 80% y el 90% del Indicador Público de Rentas con Efectos Múltiples (Iprem), esto es, entre 430 y 480 euros mensuales, según ha explicado este miércoles el secretario general de UGT, Cándido Méndez.

El dirigentes sindical, en declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, ha señalado que el compromiso adquirido con el Gobierno es que esta prestación, “acabe cuando acabe la negociación”, tenga efectos desde el 1 de noviembre.

Méndez ha indicado además que los sindicatos han pedido al Ejecutivo que esta ayuda no tenga límite temporal y que sólo deje de actuar cuando disminuya el número de desempleados sin prestación. El líder de UGT ha recordado que hay más de 1,9 millones de parados que llevan dos años o más en el desempleo y que algo más de la mitad de los trabajadores que no cobran ninguna prestación.

En cuanto a las propuestas del Consejo Empresarial de la Competitividad (CEC) para crear 2,3 millones de nuevos empleos, Méndez ha afirmado que no comparte muchas cosas de las planteadas por las grandes empresas, pero ha celebrado que “por lo menos hayan saltado del binomio de la austeridad y las reformas estructurales” a otros temas, como la educación, la energía o la I+D+i. “Puede ser una especie de piedra tirada al estanque del debate sobre el empleo en España”, ha opinado sobre las ideas del CEC.

En todo caso y en relación con la economía sumergida, ha subrayado que hay alguna propuesta del Consejo Empresarial “que no suena mal”, como la de implementar una estrategia a medio plazo para incentivar el afloramiento de empleos irreguladores. Aún así, ha considerado que los empresarios tienen mucho que decir en este tema porque la economía sumergida, “en el 99% de los casos”, es inducida por un empresario que utiliza de manera ilegal a los trabajadores.

 

EUROPA PRESS