Destacado Economía Nacional Noticias

Los taxistas desconvocan las movilizaciones y hablan de una tregua

Madrid y Barcelona vuelven a la normalidad. Los taxistas han desconvocado las protestas y las movilizaciones esta mañana después de que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, anunciara ayer que delega a las Comunidades Autónomas la regulación de las licencias VTC, aunque sin transferir las competencias.

El ministro anunció también que ha propuesto a las Comunidades Autónomas la creación de un grupo de trabajo para buscar soluciones estructurales al conflicto entre el taxi y las VTC. Ese grupo de trabajo, que se debe constituir en el plazo de tres meses, intentará buscar soluciones que permitan recuperar la proporción de una licencia de VTC por cada 30 taxis de forma ordenada. “Entiendo que con estos gestos podemos recuperar la normalidad”, defendió Ábalos, quien advirtió a los taxistas de que “no hay soluciones a corto plazo”.

Por su parte, el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, defendió este jueves que la cesión de la facultad regulatoria de las licencias de vehículos de transporte con conductor (VTC) a las comunidades autónomas no conlleva más necesidad de financiación. Así se expresó Saura en una entrevista en Onda Cero recogida por Servimedia, donde recordó que lo que piden las áreas metropolitanas es tener capacidad regulatoria, “no están pidiendo más dinero”.

En todo caso, recordó que las autonomías que no acepten la competencia para regular las VTC van a disponer de un nuevo marco nacional, “como no puede ser de otra manera”. Preguntado por posibles problemas jurídicos del nuevo marco normativo que elaborará el Gobierno central, aseguró que “no me preocupa absolutamente nada”.

“Hay un desequilibrio en contra del taxi”, afirmó Saura, quien añadió que “vamos a buscar una norma que lo resuelva” y que “será pacífica”. Por último, valoró que más allá de que haya supuesto el levantamiento de la huelga, lo propuesto por Fomento “es una medida estructural y muy necesaria para el país” y lamentó que “nos hemos encontrado un problema estructural no resuelto que se agravó en los últimos años”.

De este modo, el sector del taxi vuelve al trabajo aunque avisa de que es una tregua y que en septiembre pueden volver a las movilizaciones, unas protestas que durante cinco días han colapsado Madrid y Barcelona y donde se han producido hasta 60 denuncias por agresiones físicas, daños a vehículos y desórdenes públicos que la Policía ya está investigando.