Nacional Política PYMES Sectores

Los trabajadores autónomos vuelven a niveles anteriores a la crisis

El perfil ha cambiado y dejan paso a las mujeres y los menores de 39 años

La creación de trabajadores autónomos, bien sea persona física o jurídica, ha vuelto a crecer después perder 300.000 trabajadores por cuenta propia durante la crisis. En 2013 se inscribieron 28.000 autónomos, una cifra que cobró impulso hasta los 70.000 en 2014 y que vuelven a los niveles previos a la crisis, donde la creación de este colectivo rondaba los 50.000 autónomos al año. Lo refleja un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

En los últimos cuatro años, el marco empresarial español ha sumado 96.113 autónomos, de los cuales 82.998 son personas jurídicas y los 13.115 restantes son personas físicas. La creación de autónomos ha recuperado la senda positiva después de perder más de 300.000 trabajadores por cuenta propia entre 2007 y 2011. ATA achaca esta tendencia al alza a las medidas impulsadas por el actual gobierno, como es el caso de la reforma laboral, la Tarifa Plana de 50 euros y la Ley de apoyo a los emprendedores.  Y es que, como señala el presidente de ATA, Lorenzo Amor, “los autónomos están siendo los grandes protagonistas de la generación de empleo”.

La aparición de nuevos autónomos va de la mano de la creación de empleo. Dejando a un lado los que ocupa la persona que trabaja por cuenta propia, en estos cuatro años se crearon 142.504 puestos de trabajo. Es decir, que dos de cada tres empleos han sido creados bajo el paraguas de los autónomos.

Las medidas impulsadas por el Gobierno no solo han permitido constituir más empresas, sino que dio la oportunidad de contratar trabajadores a aquellas ya existentes. Los autónomos persona física sin asalariados se ha reducido un 2,9 por ciento mientras que aquellos que sí tienen personas a su cargo crecieron un 16,7 por ciento (59.117 asalariados). La cifra aumenta en todos los segmentos, pero destaca el incremento del número de autónomos que tienen más trabajadores a su cargo. El 53,2 por ciento tienen un asalariado, el 21,5 por ciento tienen a dos y el 25,2 por ciento a tres o más trabajadores a su cargo. De estos últimos, el 9,2 por ciento tienen cinco o más.

En concreto, los autónomos con tres o más trabajadores han crecido un 17 por ciento desde diciembre de 2011 y han generado 18.780 puestos de trabajo, una cifra que suma 110.298 empleados en los últimos cuatro años.

Este informe también ha prestado atención a los autónomos inmigrantes, de forma que el 8,6 por ciento de los autónomos personas físicas son de origen extranjero, una cifra que se ha incrementado en 21,8 puntos.

El sector comercio continua liderando la tabla de las actividades a las que se dedican los autónomos con un 24,4 por ciento. A este le sigue la agricultura con un 12,1 por ciento y la construcción con un 10,7.

La antigüedad de estos trabajadores también es un dato destacable ya que el 65,7 por ciento de autónomos que tiene España cuentan con una antigüedad de más de tres años y, como ha señalado Amor, uno de cada tres es autónomo desde el pasado siglo.

Un cambio en el perfil del autónomo

Los tiempos están cambiando y también el perfil de estas personas, destacando el papel de las mujeres y los menores de 369 años que comienzan una actividad por cuenta propia. Las mujeres han ido escalando posiciones y de los 13.115 autónomos que no tienen propiamente una empresa a su cargo y que se crearon entre diciembre de 2011 y septiembre de este año casi la totalidad son mujeres. Aunque sigue predominando la figura del hombre de alrededor de 40 años (el 65,6 por ciento de la totalidad), se ha reducido un 1,2 por ciento desde 2011, un hueco que ha sido aprovechado por las mujeres, que cada vez les pisan los talones (el 34,4 por ciento del total) y crecen un 4,3 por ciento, es decir, 28.098 autónomas más que a finales de 2011.

La edad también es un factor que ha protagonizado cambios, pues aunque la tabla sigue liderada por aquellas personas de mayor edad, son cada vez más los menores de 39 años que se lanzan al trabajo por cuenta propia, bien sea como autónomos persona fija o como societarios (tienen una empresa constituida). En esta línea, el informe de ATA señala que el 30 por ciento de los autónomos tienen menos de 40 años, destacando que el 28 por ciento de ellos tienen una edad de entre 25 y 39 años.

 

Lideran la contratación indefinida

A un periodo de plena creación de empleo hay que sumarle el incremento en la contratación indefinida, la cual ha sido llevada a cabo por los autónomos. Lorenzo Amor ha manifestado que el 60 por ciento de los contratos firmados por este colectivo son indefinidos y han sido promovidos, principalmente, por la Tarifa Plana de 50 euros, que produjo un cambio en el tipo de contrato.

Pero no todos los datos son tan positivos porque la mayoría de los autónomos siguen cotizando por base mínima de cotización, el 86,3 por ciento del total.

Yasmina Pena