Nacional Sectores

Los trabajadores madrileños no comparten su coche para ir a trabajar

Así lo demuestra el último estudio realizado por BNP Paribas, compañía de movilidad

Solo el 11,6 por ciento de los conductores comparten coche a la hora de ir a trabajar en la Comunidad de Madrid, según se desprende de los últimos datos recogidos por BNP Paribas, compañía de movilidad, dentro del estudio “Seguridad vial en el entorno laboral”.

Casi la mitad de los encuestados reconoce que no tendría inconveniente en compartir coche con personas que tuvieran exactamente sus mismas pautas de desplazamiento al trabajo, para evitar tener que desviarse o dejar a compañeros de trabajo, y es que la garantía de independencia se convierte en un factor clave a la hora de no ejercer este ejemplo básico de economía colaborativa real.

Así, el coche se transforma en una extensión de la libertad individual. De hecho, el Observatorio de la Movilidad Metropolitana (OMM) confirma que la mayoría de los trabajadores que se desplazan en automóvil llegan hasta al 45 por ciento.

El transporte público es insuficiente

Lo que echan en falta la mayor parte de los consultados es una red de transporte público más tupida, ya que casi la mitad de los conductores reconoce que no existen paradas cercanas a su centro de trabajo y el 30,5 por ciento lamenta que no las haya en la proximidad de su domicilio.

Estos datos explican que aunque el 44 por ciento de los trabajadores medios tengan que salir con antelación para buscar aparcamiento, no se plantean otra forma de desplazarse que no sea su propio  vehículo.

Además, el uso de transporte alternativo, como es la bicicleta, tampoco  se ha extendido entre la población en general. En Madrid solo el 12 por ciento hace uso de este medio para llegar a su centro laboral.

Diario Financiero