Empresas

Los transportistas autónomos que dejan la actividad recibirán nuevas ayudas

El Boletín Oficial del Estado publica la convocatoria de ayudas a transportistas autónomos por carretera que dejan la actividad. A partir del día siguiente de la publicación, se abre un plazo de un mes para presentar las solicitudes, siendo el 4 de marzo la fecha límite. La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), quiere resaltar que a diferencia de lo ocurrido en los últimos años, para 2015 se ha aprobado un aumento del presupuesto asignado de un 30%, siendo la cuantía de las ayudas de 12.746.000 euros.

Para solicitar la ayuda es necesario ser transportista autónomo de mercancías y estar dado de alta en este régimen en la Seguridad Social de manera ininterrumpida durante los últimos diez años. Se permitirá una única interrupción no superior a tres meses. La edad mínima de los solicitantes debe ser igual o superior a 63 años, aunque podrán aquellas personas con una incapacidad permanente para la profesión independientemente de su edad.

Para optar a las ayudas es necesario ser titulares ininterrumpidamente durante los últimos diez años de un máximo de tres autorizaciones de transporte público. Una de ellas, al menos, debe estar vigente en el momento de la solicitud. Las subvenciones son de 30.000 euros por autorización, mientras que para los menores de 65 años se añadirán 5.300 euros por semestre completo hasta alcanzar dicha edad. Las solicitudes deben dirigirse al Director General de Transporte Terrestre.

UPTA alaba esta iniciativa que pretende lidiar con la situación del sector que sigue sin evolucionar. A lo largo del año pasado se han perdido 3.303 autónomos del transporte. Aunque para UPTA, los autónomos siguen siendo el colectivo fundamental de las empresas de transporte, ya que representan el 66,61% del total, incluso durante 2014 ha aumentado su peso proporcional en un 0,08%.

El transporte de distribución de mercancías es un termómetro de la economía. Eduardo Abad, coordinador de Transporte de UPTA, dice que “la caída en el sector viene a demostrar la profundidad de la crisis y las dificultades para que el cambio de ciclo que parece llegar realmente alcance a la economía real y al conjunto de los autónomos”.