Internacional Mercado Deportivo

Los visitantes del Mundial en Brasil se han gastado 365 millones de euros

3.600.000 turistas, 171 goles, 1026 millones de euros en patrocinios, 260.823 puestos de trabajo y 176 tarjetas amarillas son algunas de las cifras con las que se despide el mayor evento deportivo del 2014 afirma José Ignacio Marcet, presidente de la Fundación Marcet.

La victoria de Alemania en el Mundial ha puesto el punto y final a uno de los mundiales más tensos e intensos de todos los tiempos. Entre protestas y reivindicaciones el evento se ha consolidado como el segundo con más espectadores de la historia tras el de Estados Unidos en 1994 según datos oficiales publicados por la FIFA en los que se extraen que la media de aficionados asistentes a cada uno de los partidos jugados en Brasil ha sido de 52.762 personas, lo que supone un 98,3% de la capacidad de cada uno de los 12 estadios. Una cifra a la que hay que sumar los 4.284.421 millones de personas más que han acudido a las fan zones habilitadas por la organización en las ciudades anfitrionas afirma la Fundación Marcet.

Según datos de Mediaset, el partido de semifinales entre Alemania-Brasil reunió 8,8 millones de espectadores (49% de audiencia) para la final la cifra global supera el 80%. Según el Banco Central de Brasil, los extranjeros que han visitado este país han realizado gastos por valor de 365 millones de dólares. Los que más han gastado han sido los estadounidenses, seguidos por los ingleses, franceses y mexicanos. VISA por otro lado, afirma que sus usuarios han gastado un total de 138 millones de euros en 12 ciudades brasileñas a través de sus tarjetas y pasarelas de pago. Estas cifras representan un aumento del 152% sobre el mismo periodo del año anterior así como un incremento del 141% en comparación con los 57,3 millones de euros gastados por los viajeros que asistieron a la Copa de Confederaciones durante el mismo periodo de tiempo en 2013.

Como nota curiosa, si a polémicas se refiere, hay un nombre y apellido que destaca sobre el resto: Luis Suárez, el delantero de Uruguay tras su mordisco al italiano Chiellini y su sanción sin antecedentes por parte de la FIFA con la prohibición de jugar durante 4 meses.

Pero las estadísticas también han estado presentes en el terreno de juego, según el resumen publicado por la FIFA, la media de goles por partido en todo el Mundial a ha sido de 2,7; en cuanto a tarjetas, el promedio de rojas ha sido de 0,2 y de amonestaciones 2,8; la media de pases por equipo se sitúa en 390 y el tiempo real de juego por partido se registra en 56,9 minutos. Eso sí, el Mundial brasileño está batiendo récords de goles, situándose en 171 tantos, una cifra que supera por seis el récord establecido en el Mundial de Corea y Japón en 2002.