Nacional Sectores

Mañana arranca el juicio contra Villota, presunto etarra huido de la justicia desde 1995

La Audiencia Nacional comienza este miércoles el juicio contra Raúl Fuentes Villota, acusado de intentar colocar un artefacto explosivo en el coche de un policía en Barakaldo en 1991. El presunto etarra estuvo huido de la justicia española desde 1995 y fue entregado por las autoridades británicas el pasado 28 de agosto, momento desde el que permanece en prisión.

La Fiscalía pide para él un total de 54 años de cárcel por delitos de pertenencia a organización terrorista, atentado, depósito de armas de guerra y tenencia de explosivos, sí como una multa de un millón de pesetas (6.000 euros).

Villota sólo tiene abierta en España la causa por la que va a ser juzgado a lo largo de esta semana, por el intento de colocar un artefacto explosivo en el coche de un policía en Barakaldo (Vizcaya) la noche del 6 de junio de 1991.

El atentado se evitó porque la Policía, alertada de la presencia de los presuntos terroristas, procedió a la detención de Fuentes Villota y de otros dos supuestos integrantes del comando `Matalaz´, Juan María San Pedro Blanco y Germán Urízar de Paz. Todos resultaron detenidos tras un tiroteo.

El encausado estuvo cuatro años en prisión provisional, el máximo que permite la ley, tras lo cual fue excarcelado y huyó en 1995. Su defensa mantiene que debe ser puesto en libertad porque los hechos por los que se le juzga han prescrito, dado que no se consumó el asesinato y por tanto no se puede aplicar el período de prescripción de 20 años previsto para esos casos.

Según el escrito del fiscal, Fuentes Villota fue captado en 1990 para integrar el comando` Matalaz´ de ETA, que entre otras tareas sirvió de apoyo a las acciones del comando `Vizcaya´. A los integrantes del comando se les considera responsables de confeccionar un gran número de informaciones sobre miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, traficantes de droga y el entonces gobernador civil de Vizcaya, al tiempo que llevaron a cabo “un gran número de acciones por su cuenta”.

La Fiscalía afirma que los miembros de este comando llevaron a cabo diferentes tareas para la comisión de atentados en España tras haber recibido un curso de adiestramiento sobre manejo de armas y explosivos.

En 2002, tras la detención de Juan Fernández Iradi, alias `Susper´, las fuerzas de seguridad se incautaron de un documento en el que se señalaba a Fuentes Villota como integrante del aparato militar de ETA.

 

SERVIMEDIA