Nacional Política Sectores

Pimentel: “El salario mínimo en España es bajo, pero no se aplica"

España va a vivir en breve un gran cambio social. Esa es la esperanza el ex ministro de Trabajo en el primer Gobierno de Aznar, Manuel Pimentel, quien cree que el germen para ese cambio ya se ha sembrado. En una entrevista en Gestiona Radio, Pimentel se ha referido a la reunión que hace unas semanas mantuvieron en La Moncloa el Gobierno, la patronal y los sindicatos. “Yo creo que puede ir por ahí, esto puede generar una sorpresa tremenda”, ha dicho en referencia a ese encuentro.

El ex ministro confía en que, en adelante, el Ejecutivo y los agentes sociales sean capaces de llegar a acuerdos. En concreto,  se ha referido a la moderación salarial. Pimentel confía en que los sueldos comiencen a crecer una vez que despegue la economía. El ex responsable de Trabajo reconoce que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en España “es bajo” pero sostiene que en “ningún convenio se aplica” y “que sólo se utiliza para regular ayudas públicas”. Aun así, admite que “no quiere un país con salarios bajos”. “No tendría sentido. Queremos un país con un salario justo, creciente pero, sobre todo,  productivo y es ahí donde tenemos que llegar a acuerdos entre sindicatos y empresas. La gente lo que quiere hacer es trabajar que su trabajo sirva y ganar dinero”, ha afirmado.

Según argumenta el ex ministro de Trabajo, para lograrlo hay que “romper  tabús sociales y mentales”. En este sentido, Pimentel asevera que los sindicatos juegan un papel muy importante en este cambio, pero que “se han quedado un poco antiguos” ya que “mientras crean que un juez les va a dar la razón no van a negociar nada”.

El ex ministro de Trabajo comenta que uno de los problemas que existe en el mundo latino es que “la relación laboral tiene dos ejes: la empresa y los trabajadores” por lo que se crean multitud de enfrentamientos entre ellos. A diferencia del norte de Europa donde “hay tres ejes: la dirección de la empresa, los trabajadores y la empresa”, lo cual hace posible que la dirección de la empresa y lo trabajadores tengan conciencia de que tienen que favorecer a la empresa porque “viven de ella”. Y que en el momento en el que España obtenga esa conciencia se podrán llegar a “acuerdos espectaculares” como por ejemplo los ocurridos en Iberia, de los cuales valora positivamente el acuerdo  y considera que “un caso de inteligencia compartida por las dos partes”.

“La reforma laboral ha sido clarísimamente buena”

En cuanto al paro, Pimentel se muestra optimista. Cree que este año comenzará a crearse empleo neto gracias a la mejora de la actividad económica y a la reforma laboral que “ ha cumplido una función importante”.

Según el ex ministro, ese cambio en las relaciones laborales  “ha equilibrado” las negociaciones entre los agentes laborales y nos ha acercado a “países con una gran tradición de negociar como Holanda, Suecia y Alemania donde se pueden negociar mucho más cosas con flexibilidad interna”.

El ex ministro de Trabajo asegura que España no tiene esa flexibilidad debido a que tenemos unos modelos corporativos “muy pesados”. Aun así piensa que todavía no se va a llevar a cabo otra reforma laboral puesto que “todavía hay que poner en marcha esta reforma antes de abordar otra”.

“Tiene pinta de que no van a bajar los impuestos”

El ex ministro de Aznar también ha hablado sobre la futura reforma fiscal.  Ante las promesas del actual Gobierno de bajar los impuestos en 2015, Pimentel se muestra escéptico. “Esto tiene pinta de que no van a bajar. Tiene pinta no sólo de que no vayan a bajar sino de que, no digo que vayan a subir, pero al menos se redistribuirán”, se ha atrevido a afirmar.

Pimentel también ha hecho hincapié en la necesidad de luchar contra el fraude y la economía sumergida. “El problema es que a veces tienes la sensación de que lo que se está haciendo es cargar muchísimo a las personas, al trabajador y a las empresas que están en limpio, y se ataca poco a los focos de dinero negro que es donde debería actuarse”, ha sentenciado.