Margarita Delgado asegura que la unión bancaria no está funcionando como debería

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, advirtió este miércoles de que las entidades financieras españolas tienen ya la proporción de empleados por cada 100.000 habitantes más baja a nivel internacional, solo por encima de Japón.

Así se expresó Delgado en la inauguración del XXVI Encuentro del Sector financiero organizado por Deloitte, Sociedad de Tasación y ‘ABC’, donde apuntó que en cuanto a las sucursales las entidades españolas siguen siendo de las que cuentan con mayor número.

A este respecto, Delgado recordó que desde 2008 el número de sucursales de los bancos españoles se ha reducido un 40%, mientras que las plantillas lo han hecho claramente por encima del 30%.

En cuanto al número de sucursales, sostuvo que existe “cierto potencial de reducción de costes por esta vía”, ya que hay un importante número con pocos empleados, aunque admitió que existe riesgo de exclusión financiera. Por ello, defendió que el uso más extendido de la banca móvil e Internet permitiría evitar que este riesgo se materialice o mitigar sus efectos.

Por otro lado, la subgobernadora advirtió de que en cuanto al ratio de capital las entidades españolas ocupan el “farolillo rojo” entre la banca europea, con un nivel del 11,5%, pese al importante proceso de reducción de activos dudosos y préstamos llevado a cabo desde 2013, la mayor parte en los últimos dos años, elevando el nivel medio de créditos dudosos en la medida los países de la UE.

Sin embargo, destacó que en términos de rentabilidad la banca española está por encima de sus competidores europeos, tras mejorar desde el -25% registrado en 2013 a un 8,5% en 2018, frente al 6,9% de la media de la zona euro.

Pese a ello, señaló que aunque ha retornado a valores positivos y por encima de la media de la UE sigue por debajo de los niveles previos a la crisis y a los costes de capital exigidos por los inversores. Además, apuntó que la baja rentabilidad se manifiesta especialmente en el negocio en España.

En esta línea, defendió que la diversificación geográfica es una fuente de valor añadido y de estabilidad a medio y largo plazo, puesto que permite ingresos más recurrentes y menos sujetos a crisis puntuales, además de que los mercados con menor grado de madurez ofrecen márgenes más elevados.

Por último, Delgado se refirió a al proceso de concentración del sector, ya que en “un contexto de bajos tipos y elevada competencia, las fusiones son una alternativa clara para mejorar la rentabilidad y ganar en eficiencia”.

En relación a las fusiones, la subgobernadora alertó de que “la ausencia de fusiones transfronterizas señala que la unión bancaria no está funcionando como debería”.

Entre los factores que explican esta ausencia de uniones bancarias internacionales, se refirió a la ausencia del fondo de garantía de depósitos común, de un fondo de recapitalización con capacidad real de actuación en caso de crisis bancarias significativas y a que la regulación que afecta al sector es demasiado heterogénea.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies