Destacado Nacional Noticias Política

María Jesús Montero, ministra de Hacienda

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha optado por la actual consejera de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, para que se ocupe del Ministerio de Hacienda. Así, según indicaron fuentes socialistas, la consejera andaluza dejará el Gobierno autonómico que preside Susana Díaz para sumarse al Ejecutivo central que preside Sánchez.

Montero (Sevilla, 1966), que ocupa la Consejería andaluza de Hacienda desde 2013, es licenciada en Medicina y Cirugía. Antes fue consejera de Salud y Bienestar Social (2012-2013) y de Salud durante las legislaturas comprendidas entre 2004-2012. A todo ello se une que fue subdirectora médica del Hospital Universitario Virgen de Valme y ocupó varios cargos en el complejo sanitario Virgen del Rocío, ambos en Sevilla.

 

GESTIÓN DE LA CONSEJERÍA DE HACIENDA DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA

María Jesús Montero llegará a su nuevo cargo después de haber dejado Andalucía muy cerca del equilibrio presupuestario, al cerrar 2017 con un déficit del 0,22% del PIB, casi cuatro décimas por debajo del objetivo del 0,6%.

Montero llegó a la Consejería de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía en el año 2013, encontrándose con unas cuentas que en 2012 habían cerrado con un déficit del 2,02%, medio punto porcentual por encima del objetivo fijado ese año para las comunidades autónomas, del 1,5%.

Sin embargo, en 2013, ya con Montero al frente de las cuentas andaluzas, Andalucía logró cumplir el objetivo de déficit al cerrar dicho ejercicio en el 1,52%, por debajo de la meta fijada en el 1,6%.

En 2014, Andalucía volvió a tener un déficit superior al objetivo, fijado en el 1%, al cerrar el ejercicio en el 1,35%; y volvió a estar por encima en 2015 (objetivo del 0,7%), con un desequilibrio del 1,19%.

Finalmente, en los dos últimos ejercicios, la Junta consiguió cerrar los ejercicios con un déficit inferior al objetivo, al finalizar 2016 con un 0,69% de déficit, una décima por debajo del objetivo (0,7%), además del ya mencionado 0,22% en 2017, frente al 0,6% fijado. Para 2018 el último dato conocido situaba el déficit de Andalucía en el 0,15%, mientras que el objetivo establecido para este ejercicio es del 0,4%.

 

RETOS DE LA NUEVA MINISTRA DE HACIENDA

La nueva encargada de las finanzas públicas deberá asumir los retos del Ministerio de Hacienda, entre los que se encuentran cumplir con el objetivo de déficit público pactado con la Comisión Europea y que es del 2,2% del PIB este año. Varios organismos, como la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) o la Comisión Europea, ya han señalado en los últimos meses su estimación de que España incumplirá con dicho objetivo. En concreto, la Airef cree “improbable” que España cumpla el objetivo, mientras que Bruselas sitúa en el 2,7%.

Además, está pendiente la reforma de la financiación autonómica y de la local, la reestructuración de la deuda de las regiones o cómo se va a compensar a los ayuntamientos por la pérdida de recursos que supone la no aplicación del impuesto municipal de plusvalía cuando se venda una vivienda sin ganancias.

Montero se ha sentado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera en los últimos años como consejera andaluza, pero a partir de ahora le tocará presidirlo.

A todo ello se une la necesidad de completar la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018, impulsados por el Gobierno de Mariano Rajoy pero que los propios populares van a enmendar en el Senado.

En lo que se refiere a Cataluña, la nueva ministra de Hacienda tendrá que gestionar los tiempos sobre el levantamiento del control de las cuentas de Generalitat una vez superada la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Montero relevará en el cargo al también andaluz Cristóbal Montoro, quien ha estado al frente del Ministerio de Hacienda desde que Mariano Rajoy llegara al Gobierno en diciembre de 2011 y, con anterioridad, durante el segundo mandato de José María Aznar.

 

SÁNCHEZ ESPERA COMPLETAR EL RESTO DEL EJECUTIVO TAN PRONTO COMO EL MIÉRCOLES

Sánchez ya ha anunciado formalmente las designaciones de Josep Borrell al frente de la cartera de Relaciones Exteriores y de Carmen Calvo como Vicepresidenta del Gobierno y Ministra de Igualdad. Se da por descontado además que José Luis Ávalos y Margarita Robles, miembros de su entorno más próximo, integren también el gobierno desde carteras de relevancia política.

Sánchez había afirmado la mañana de ayer que “dentro de poco” se conocerían los nombres de las personas que le acompañarán en el Ejecutivo español. Sin embargo, poco después afirmó que el miércoles se conocería su gobierno. 

Poco antes de las 19 horas, Sánchez llegó a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre para participar en el acto conmemorativo de los 25 años de las relaciones diplomáticas entre España y Andorra.

A su llegada, cuando fue recibido por el presidente del Gobierno de Andorra, Antoni Martí, Sánchez dijo que “no podía faltar aunque estoy cerrando la estructura de Gobierno”. Preguntado por los periodistas cuando se conocerá su equipo, Sánchez respondió con un “dentro de poco” y se reunió unos minutos con el presidente andorrano en una sala próxima al auditorio.

Mientras los dos mandatarios mantenían una breve reunión, en el auditorio donde se iba a celebrar el acto esperaban la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Alfonso Dastis.

De hecho, el todavía titular de Exteriores recibió en ese instante la llamada del que va ser su sustituto, Josep Borrell, y quedaron “en hablar a lo largo de esta semana”, según fuentes de Exteriores. En el acto se dieron cita varios exministros de Exteriores, como el popular Josep Piqué y los socialistas Trinidad Jiménez, Carlos Westendorp y Miguel Ángel Moratinos. Todos ellos se saludaron de manera afable mientras sobrevolaba el nuevo escenario político.

Sánchez acudió acompañado por personal del Palacio de la Moncloa y del Gobierno en funciones, pues todavía no ha hecho ningún nombramiento como jefe del Ejecutivo.

Nada más conclcuir el evento, Sánchez abandonó la Fábrica de Moneda y Timbre y confirmó que el miércoles se conocerá su Gobierno.