Empresas

Mario Fernández dimite como presidente de Kutxabank

El presidente de Kutxabank, Mario Fernández, ha anunciado que abandona la presidencia y el consejo de administración de la entidad que agrupa el negocio bancario de las tres cajas vascas, informó el banco en un comunicado. El presidente de la BBK, Xabier Sagredo, como máximo responsable del accionista de referencia, propondrá este jueves al patronato de la entidad vizcaína el nombre del nuevo presidente del banco vasco, que se dará a conocer este mismo jueves.

La junta de accionistas de Kutxabank designará mañana a quien será el nuevo consejero y presidente, nombramiento que debe ser ratificado por el consejo de administración de la entidad. Fernández seguirá al frente de la entidad hasta el nombramiento del nuevo presidente. Fernández ya ha comunicado este jueves al consejo de administración que abandona la presidencia, tras los casi seis años de mandato en los que se ha llevado a cabo la creación de Kutxabank hasta su posicionamiento como el banco “más solvente del sistema financiero español”.

Antes del verano, Fernández ya comunicó a Xabier Sagredo su intención de finalizar su mandato cuando se celebraran las pruebas de resistencia a la banca, a fin de “culminar esta etapa y poder ceder el testigo en el momento adecuado”. Fernández ha comunicado también a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) su renuncia al cargo de consejero de la entidad y presidente del consejo de Administración.

De esta forma, hoy jueves se inicia formalmente el proceso para el relevo y así se lo ha comunicado esta mañana al consejo de administración en su reunión mensual ordinaria, a fin de que los accionistas puedan celebrar mañana viernes la junta de accionistas que nombrará al nuevo consejero que, a continuación, será designado por el consejo de administración como presidente de la entidad.

Kutxabank ha destacado que, durante el mandato de Mario Fernández, la entidad se ha situado como la “más solvente del sistema financiero español y entre las primeras de Europa”, según el test de estrés realizado por el Banco Central Europeo en colaboración con la Autoridad Bancaria Europea (EBA), como ya ocurrió con el mismo ejercicio realizado por Oliver Wyman en septiembre de 2012.

Todo ello consecuencia de “una larga trayectoria de buena gestión con criterios de máxima profesionalidad y responsabilidad”, ha resaltado.

UN MANDATO DE SEIS AÑOS

Mario Fernández llegó a la presidencia de BBK con el objetivo de liderar un proceso de fusión de las tres cajas vascas que ya había fracasado con anterioridad en dos ocasiones, así como de preparar a la entidad ante los retos que ya se anunciaban derivados de la unión bancaria.

Por su parte, Mario Fernández ha señalado que, como ya ha manifestado en reiteradas ocasiones, tiene interés en volver a la docencia y a sus actividades profesionales privadas que abandonó al asumir la presidencia de BBK.

Nacido en Bilbao en 1943 y abogado de formación, Fernández fue parlamentario vasco por el PNV y vicelehendakari antes de desempeñar distintas responsabilidades en entidades financieras, entre ellas el BBVA, en el que fue director jurídico y miembro del comité de dirección.

Tras ejercer como socio del bufete de abogados Uría y Menéndez, se convirtió en 2009 en el presidente de BBK en sustitución de Xabier de Irala y asumió en 2012, tras la fusión de las cajas vascas, la máxima responsabilidad al frente de Kutxabank.