Política Sectores

Mas advierte a Rajoy de que es el momento de la “alta política” para solventar la situación de Cataluña

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha advertido este martes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que es el momento de la “alta política” para resolver la situación de Cataluña, y no el momento de que se active la Fiscalía con querellas contra el Govern.

En la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, ha expuesto que el civismo del proceso participativo del 9 de noviembre evidenció que la situación no debe abordarse desde la justicia, sino desde la negociación entre gobiernos: “Menos tribunales y más política”.

Lo ha dicho el mismo día en que la líder del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, ha asegurado que la Fiscalía ultima una querella contra el Govern por el 9N, y el mismo día que el fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, ha negado recibir instrucciones del Gobierno central y ha avisado de que los tempos de la justicia no son los de la política.

Camacho, además, ha precisado que la querella está “prácticamente ultimada”, y ha avanzado que podría recoger tres delitos: cohecho por parte de miembros del Govern, malversación de fondos públicos y desobediencia a los tribunales.

Mas ha replicado que a las 14.30 horas de este martes la Generalitat no había recibido ninguna comunicación de la Fiscalía, y ha lamentado que Camacho haya asegurado que este organismo iba a actuar “esta misma mañana”.

“¿Quién es el Partido Popular para anunciar esto? ¿Es el PP la Fiscalía? Si fuera así, el desorden y el caos ya sería monumental”, según el presidente catalán, que asegura que otros dirigentes populares ya se pronunciaron este fin de semana exponiendo cómo debería actuar los fiscales.

Mas considera “muy preocupante que el PP haga de portavoz de la Fiscalía” y está convencido de que no podrán actuar contra su Govern por el proceso participativo del 9 de noviembre porque no ha hecho nada ilegal.

“UN CAOS MUY GRANDE”

También ha recordado las palabras del presidente Mariano Rajoy del sábado en las que restó importancia al 9N porque no era “ni un referéndum ni una consulta ni nada que se le parezca”, y le ha preguntado que, si es así, por qué se busca acudir los tribunales.

Cree que tanto los palabras de Rajoy del sábado como las de Camacho este martes demuestran “una disonancia de voces y un caos muy grande”, y que la Generalitat necesita ahora interlocutores sólidos para abordar cuestiones políticas.

 

EUROPA PRESS