Política

Más de 120 millones del Fondo de Contingencia para financiar las elecciones

Así se ha informado este viernes en el Consejo de Ministros

En una semana en la que los partidos políticos con representación en el Parlamento se han reunido –y se espera que vuelvan a encontrarse en fechas posteriores- con el objetivo de reducir el presupuesto a gastar en la campaña electoral, el Consejo de Ministro ha informado que se autoriza que se destinen 120,6 millones de euros con destino a organizar los próximos comicios.

Para ello, se hará uso del Fondo de Contingencia, con una ampliación de crédito para los gastos ocasionados con motivo de la celebración del evento. Unas elecciones que tendrán lugar el próximo 26 de junio, tras el fracaso de la legislatura que correspondió a los comicios de finales del pasado año.

La cifra exacta será de 120.691.816,71 euros, además de algo más de 1,6 millones que serán destinados a la atención del pago relativo a la financiación de los partidos políticos y la seguridad de sus sedes en las últimas elecciones.

Por otro lado, se estima que el gasto por el servicio universal que tiene que ofrecer Correos durante esta fecha sea de 38 millones de euros. Una tarifa que estima que es “asequible y orientada a cubrir los costes reales del servicio en función del número final de servicios realizados”.

Reunión para reducir gastos

Por otro lado, los partidos políticos estiman que al ser una repetición de la cita electoral del 20 de diciembre, esta vez debería ser más austero. Sin embargo, existen discrepancias entre unos y otros a la hora de fijar la rebaja.  Podemos habría cifrado el tope a gastar en tres millones, lo que afectaría, sobre todo, a los grandes partidos como PP y PSOE.

Lo cierto es que ante la falta de acuerdo las distintas formaciones políticas se emplazaron a volver a reunirse durante el transcurso de la próxima semana. Por lo pronto, parece que se rebajará los recursos dedicados a publicidad exterior.

Sobre el sistema de mailing, existen diferencias entre Podemos –que está a favor del sistema único- y el PP y el PSOE, que piensan que sería incluso más caro.