Empresas Nacional Política PYMES Sectores

Más de 1,4 millones de jubilados cobran el mínimo de pensión

De los 7.563,02 millones presupuestados se ha consumido el 41,67 por ciento, hasta abril

De las 5.632.018 pensiones por jubilación vigentes el 25,23 por ciento, o lo que en términos absolutos se traduce en 1.418.738, se pagan con complemento a mínimos. Ésto, según datos de Seguridad Social, supone para las arcas un coste medio por pensión/mes de 206,41 euros. Para cubrirlo, en los Presupuestos Generales de 2.015, el Gobierno dotó la partida prevista a tal fin con un total de 7.563,02 millones de euros, de los cuales, según el informe de ejecución presupuestaria de Seguridad Social correspondiente al mes de abril ya se habrían consumido el 41,67 por ciento (3.151,26 millones).

En el análisis por regímenes, mientras que el 23,25 por ciento los jubilados del Régimen General (902.882) perciben 207,31 euros de media en concepto de complemento a mínimos, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) aglutina el mayor número de beneficiarios. En concreto de los 1.248.495 trabajadores por cuenta propia jubilados, el 39,40 por ciento (491.403) ven completada su nómina con 205,37 euros de media para alcanzar el mínimo de pensión mensual.

En este sentido Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (Ata),  explica que “es absolutamente falso que el 40 por ciento de los autónomos estén cobrando el complemento a mínimos”. Algo en lo que coincide su homólogo de Upta (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos), Sebastián Reyna, quien apunta a que este exceso de más de 16 puntos sobre el Régimen General “tiene su explicación en la integración, en 2.008, de los más de 400.000 autónomos del sector agrario al RETA, que cotizan por menos del 18 por ciento”. Es por ello por lo que desde el colectivo demandan a la secretaría que dirige Tomás Burgos “mayor transparencia y una separación entre los datos correspondientes a RETA y al SETA (Sistema Especial para Trabajadores por cuenta propia Agrarios)”.

En cuanto en caso de los trabajadores del mar y de los jubilados por accidentes de trabajo son, porcentualmente, los siguientes en la lista con un 18,85  y un 15,76 por ciento respectivamente, con complementos medios de 184.80 y 194,02 euros respectivamente.

Incertidumbres a futuro

La polémica sobre el sistema de pensiones está más que servida. Si la semana pasada durante los cursos de veranos de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, organizados por la Apie (Asociación de Periodistas de Información Económica) fue el presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), José María Roldán, ponía el acento sobre la  necesidad de “llegar a un destino de menos consumo y más ahorro nacional, público y privado” para garantizar el pago de las pensiones, ayer mismo el Gobernador del Banco de España, Luis María Linde, abundaba en esta idea.  Las particularidades de la economía española así como la “brusca” caída demográfica y mayor esperanza de vida obliga a que “siempre que se pueda a ahorrar más”, afirmaba en referencia a la parte privada, lo cual “en modo alguno significa” que la parte pública deje de ser “la base del sistema”.

Apreciaciones ambas que eran ratificadas por el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso tachó de “sensatas” las aseveraciones de Linde e insistió en lo “muy deficitario” de las cuentas de la Seguridad Social. El jefe del Ejecutivo dejó claro, además, que tras una legislatura que se ha dedicado a “ordenar las cuentas” del sistema “ahora toca trabajar en un mayor desarrollo de los instrumentos de protección social complementaria” y recordó que ya se han tomado medidas para incentivar el ahorro privado como la reducción del 30 por ciento de las comisiones máximas por gestión y depósito en planes de pensiones o la mejora del tratamiento fiscal de las prestaciones por rentas percibidas.

Ahora bien, al igual que ocurría ayer con la paga extra de los funcionarios, Rajoy volvía a contradecirse esta misma mañana en Bruselas y aseguraba que “las pensiones están garantizadas para el futuro” y que no se reducirán de forma “inexorable” tal y como vaticinó Linde. Por otra parte, ha insistido en que “el Gobierno que yo presido no las ha congelado nunca, no es su intención congelarlas”, aunque si “hay margen para una mejora” en el tratamiento de los fondos.

Una mejora que el Presidente fía a la creación de empleo que permitirá recaudar más y por tanto “mejor serán las pensiones. Por eso en los próximo años hay que seguir trabajando y mantener el ritmo de creación empleo. Se puede hacer si no cambiamos las políticas económicas que están resultando positivas”.