Nacional Sectores

Más de la cuarta parte de los españoles no consiguen ahorrar

La cuantía es escasa, el 44,7% no consigue finalizar el mes con 200 euros más en su cuenta

Pese a que el periodo de recesión comienza a ser un tema pasado, los españoles continúan llegando al límite a fin de mes. En concreto, el 27,4% de ellos no consiguen ahorrar nada, según se explica en el III Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente elaborado por Rastreator.com. Es un porcentaje elevado y que crece incluso con los años. Sólo un 16,4% de los españoles con edades comprendidas entre los 25 y 34 años no consiguen ahorrar, un 38% entre los de 45 y 54 años y un 33% en el caso de los mayores de 55 años.

Frente a ellos destaca el restante 72,6% que sí consiguen hacerlo, una cuantía que crece 5,6 puntos porcentuales. Sin embargo, es poco la cantidad que ahorran, sólo un 15,9% de lo que ingresan. Concretamente, el 44,7% no guarda más de 200 euros y un 22,5% de ellos no alcanzan los 100 euros.

Y es que si de algo se quejan los españoles es de la poca cantidad que consiguen preservar en la hucha a fin de mes. El 62,8% opinan que no ahorran lo necesario bien porque no tienen suficientes recursos para hacerlo (el 83,6%) o porque han tenido que afrontar algunos gastos imprevistos (73,6%).

Los comparadores online han sido uno de los factores que ha reforzado la cultura de ahorro en España, con una tasa un 11,3% por encima que en 2014. Y es que el 90,4% afirman comparar precios antes de tomar una decisión de compra, online o en la oficina, con el objetivo de gastar menos.

El papel de internet

Las plataformas digitales se han convertido en el canal más demandado gracias a su triple función: permite acceder y ordenar la información dispersa, comparar diferentes ofertas y contratar la que mejor se ajuste a las necesidades del cliente.

Positivo para unos pero negativo para otros. Las aseguradoras han perdido fidelidad con el auge de los comparadores. El 71,9% de los españoles han cambiado alguna vez de compañía en el seguro de auto y uno de cada tres afirma querer cambiar de operador de internet y telefonía en los próximos meses. Las razones en un sector y otro son similares, la insatisfacción con el servicio, que el contrato no se ajusta a sus necesidades o que han encontrado una mejor oferta.

Esta infidelidad tiene un peso importante en la aparición de un cliente “súper-informado”, el cual está atento continuamente a las ofertas del sector y que ha llevado a las empresas a innovar para ofrecerles el mejor servicio posible.

Calidad vs precio

A la hora de cambiar de compañía o contratar un nuevo producto, lo primero en lo que se fijan los clientes es en el precio (el 68,1%), seguido de la oferta y, en el caso de internet, los megas.

Pero hay algo que prima sobe ello, la calidad del servicio. De hecho, el estudio revela que el 46,5% de los asegurados lo valoran de forma más positiva que la cuantía económica. Aunque eso no lo es todo porque lo que más reclaman es una mayor personalización en las ofertas, que se ajusten a sus necesidades.