Economía

Más de un millón de empleos se generarán este verano

La tasa de crecimiento se sitúa en valores de doble dígito: un 10% respecto al periodo anterior

El verano siempre trae empleo –aunque sea temporal- bajo el brazo y este año no iba a ser menos. Además, esta época estival, crecerá un 10% respecto al ejercicio anterior, según se desprende del último informe publicado por Adecco este lunes.

Gracias a este aumento, se generarán un total de 1,13 millones de nuevos contratos en áreas ligadas a la contratación veraniega –como la hostelería y el turismo- aunque también se realizarán contratos en otras áreas del sector servicios o la industria, según las previsiones de la compañía.

Cataluña, la que más contrata                                                              

Por comunidades autónomas, Cataluña se erige como líder en número total de contratos que realizará durante este periodo, alcanzando los 227.311 nuevos empleados. Siguiendo a la región mediterránea se encuentran Madrid y Murcia –completando este podio- y superando en ambos caso los 100.000 nuevos trabajos.

En el polo opuesto se sitúan La Rioja, Baleares y Extremadura, que en cualquier caso se sitúan lejos de las tres primeras con 12.317, 9.129 y 5.406 empleados, respectivamente. Los datos confirman, por otro lado, que todas las regiones españolas crecerán respecto al ejercicio anterior.

Por provincias; Barcelona, Madrid y Murcia también copan las tres primeras posiciones –en el mismo orden que por comunidades-. Sin embargo, la comparativa interanual, sitúa a Burgos y a Jaén al frente del crecimiento, ya que sus cifras alcanzan porcentajes del 30% cada una en este sentido.

El perfil más demandado

Los profesionales más demandados en estas fechas, dentro de la campaña veraniega, serán cocineros, camareros, carretilleros, mozos de almacén, teleoperadores, dependientes, camareros de piso y manipuladores de alimentos, entre otros.

Mientras que las competencias más requeridas durante la campaña serán, entre otras, el trabajo en equipo, la polivalencia, el compromiso y la implicación; además de los idiomas, que serán casi imprescindibles –por la llegada de turistas de todas partes a nuestro país-.