Empresas

Mastercard identifica el futuro del comercio en los pagos digitales

Mastercard  ha celebrado la segunda edición de su Foro de Innovación: The future is now, donde han participado clientes, start-ups y emprendedores tecnológicos. Los temas que han aparecido durante las distintas ponencias han sido aspectos como el horizonte 2020, la regulación europea sobre el Internet de las Cosas, el coche y los dispositivos conectados y la reinvención de la experiencia de compra. Todos estos contenidos tenían como telón de fondo el Internet de las Cosas y su proceso de cambio.

En la época actual hay miles de dispositivos que producen nuevos datos: los bancos, los comercios y cualquier empresa necesitará comprender cómo se traducen en rentabilidad, coste, escalabilidad y cómo afectan al comportamiento y preferencias de sus clientes. Mastercard ha identificado las cuatro claves que marcarán el futuro del comercio: el móvil, la convergencia, la seguridad y la conectividad.

El móvil es el futuro del comercio: se convertirá en el eje central de la experiencia de compra. Las tecnologías contactless, el primer paso para esta andadura, están siendo implementadas por compañías de medios de pago, entidades financieras y comerciantes. El pago móvil tiene ventajas para cualquier empresario y para la comodidad del consumidor final. Se prevé que en 2019 haya 2.700 millones de usuarios con smartphones que realicen 200.000 millones de transacciones móviles al año, según informa Mastercard.

La convergencia es la segunda clave expuesta por esta firma. La compañía quiere ofrecer al usuario final una misma experiencia de pago sin tener en cuenta el tipo de dispositivo que utilice. Según Mastercard, el impacto de este fenómeno digital en el comercio es el mayor cambio en los pagos desde la llegada del plástico.

Para llevar a cabo este procedimiento, Mastercard ha creado la Masterpass (plataforma que facilita los pagos digitales). Permite usar la tarjeta de pago en cualquier tipo de dispositivo y facilita una compra segura, sencilla y rápida. De esta manera, las entidades financieras pueden personalizar más fácilmente su propia solución de pagos.

A finales de junio, Masterpass estaba disponible para 200 millones de consumidores de 18 países de Europa. A nivel internacional, Mastercard está integrada en 33 mercados y se espera su implantación en 3 más a final de año.

La tercera de las claves es la seguridad. Esta palabra ha sido muy repetida durante todo el foro. Mastercard piensa que ninguna innovación será viable si no garantiza seguridad y da fiabilidad al consumidor en su experiencia de compra. En esta dirección se ha creado Mastercard Digital Enablement Service (MDES), que permite transacciones más simples y seguras.

Se están mejorando los métodos de autentificación digital. La empresa está empezando a comercializar ID Check, que permite identificar a los consumidores a través de su huella dactilar, el reconocimiento facial o incluso su ritmo cardíaco a la hora de identificarse para una compra online.

La última clave, la conectividad, está muy relacionada con el almacenamiento de datos en la nube: la agrupación masiva de datos, que, combinados con las capacidades de computación y análisis, sirve para dar soluciones a situaciones concretas. En el futuro próximo, la inteligencia relacionada con los datos será entregada de manera local a partir de datos distribuidos.