Política Sectores

Matrículas azules para combatir el intrusismo en el sector del taxi

Es un modelo implantado con éxito en otros países europeos y no conlleva coste alguno

El intrusismo crece cada vez más en el sector del taxi. Las medidas que intentan llevar a cabo desde Fedetaxi no logran acabar con los malos hábitos que sufren los trabajadores, por eso han propuesto una última medida que pasa por cambiar a azul el color de las matrículas de sus vehículos.

El distintivo azul permitiría identificar con claridad cuáles son los vehículos que operan legalmente y dejaría en evidencia aquellos otros transportes que atentan contra la leal competencia en el mercado. Además, facilitaría las labores de inspección de un cuerpo administrativo que ya ha alertado de la falta de medios e instrumentos legales para atajar estas malas prácticas.

Cambiar las placas no supondría coste económico alguno para el Gobierno porque su papel se limita a modificar, previa orden ministerial, del Real Decreto que regula el Reglamento General de Vehículos sobre las placas de matrícula. El gasto de sustitución recaería “exclusivamente” sobre los titulares de los vehículos.

Medidas como esta ya se han puesto en marcha con éxito en otros países europeos como Holanda, donde la placa de matrícula distinta a la de los vehículos particulares representan un “elemento disuasorio” y un elemento de control para la policía y cuerpos de inspección de transporte.

Su aplicación es materia del Gobierno Central ya que no precisa de cambio legal alguno ni depende de modificación alguna por parte de la Unión Europea.

Yasmina Pena