Opinión

A Merkel le crecen los enanos

Ojo que no lo dice un cualquiera, no. Lo dice el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Jacob Lew, que Europa tiene que ponerse las pilas a la voz de ya en el fomento de la demanda interna. Y hay que recordar que este hombre es de máxima confianza del presidente Barack Obama. Calculen el peso de sus palabras.

Y aunque él no lo ha dicho como tal, en los círculos de decisión ya se interpreta esa exigencia como un suspenso generalizado al ‘austericidio’ propiciado por Alemania y seguido en comparsita por los países europeos, más sumisos cuanto más pringados. Es decir, con los PIGS a la cabeza del peloteo generalizado a la Merkel, y de ahí en grado sucesorio por línea directa hasta llegar a la orgullosa y antaño enemiga de los teutones, Francia. Vamos, que entre lo borreguitos que hemos sido y lo mal que nos ha ido, como continente somos de risa por no llorar.

Ya si nos vamos de los Pirineos para abajo el cachondeo es mayúsculo, con Constituciones cambiadas ad hoc por los mismos que se rasgan las vestiduras por ella, cada vez que a un ‘President’ le da por pedirte que negocies el ‘seny’ y, después de darle portazo, te autoproclamas constitucionalista. Y aquí paz y después gloria. Se viene Jacob Lew para las Españas, y ve en qué nos hemos pulido del orden de 750.000 millones de euros en los últimos siete años hasta poner la deuda pública por encima del 100%, y nos corre a gorrazos hasta sacarnos de la Alianza Atlántica, por despilfarrar como campeones.