Internacional

Merkel y Juncker: “Trabajamos para que no haya un tercer rescate a Grecia”

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, han evitado este miércoles hablar de la posibilidad de un tercer rescate para Grecia, porque lo consideran “prematuro”, y han insistido en la necesidad de “concentrar” los esfuerzos en que se concluya con éxito la prórroga del segundo programa de ayuda.

“Por el momento estamos haciendo todo lo posible para que el segundo paquete de Grecia se lleve a término”, ha declarado Merkel en una rueda de prensa en Bruselas, tras asistir a la reunión semanal del Colegio de Comisarios.

La canciller alemana, además, ha señalado que son “las tres instituciones de la troika” -formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, los que van a evaluar que Atenas cumple con las reformas comprometidas para esta prolongación de la ayuda.

“Tenemos mucho trabajo para conseguir terminar con éxito (este proceso). Es en lo que me voy a concentrar”, ha añadido. También ha recordado que el parlamento alemán ya ha dado su visto bueno a la prórroga de cuatro meses para el segundo rescate, que debía expirar e pasado 28 de febrero.

En la misma rueda de prensa, el jefe del Ejecutivo comunitario ha considerado “prematuro” abrir el debate sobre la posibilidad de un tercer rescate, una posibilidad que el ministro español de Economía, Luis de Guindos, cifró esta semana de manera “hipotética” en coste de entre 30.000 y 50.000 millones de euros.

“En los próximos tiempos, la Comisión Europea se va a concentrar en aplicar lo que se acordó en la reunión del Eurogrupo. Me parece prematuro hablar, especular, sobre el así llamado tercer rescate”, ha dicho Jucnker.

MÁS TIEMPO PARA QUE FRANCIA CUMPLA

La canciller también se ha pronunciado sobre los dos años adicionales que Bruselas ha concedido a Francia para que cumpla con el objetivo de reducción del déficit al 3 %, de aquí a 2017. Merkel ha dicho haber “tomado nota” de la decisión y ha asegurado que París va “por el buen camino” de las reformas.

“De mis discusiones bilaterales con Francia entiendo que está en marcha un proceso de reformas muy intenso”, ha dicho Merkel, para después declarar su voluntad de hacer todo lo posible para “acompañar” al Gobierno galo en estos esfuerzos.

Un apoyo que no pretender ser “injerencia” en asuntos nacionales de un socio de la UE, sino una prueba de que comparten una misma visión de las oportunidades para el crecimiento y la creación de empleo, ha dicho.

Sobre este asunto, Juncker también ha querido defender la prórroga concedida a París y ha asegurado que se trata de una decisión que incluye obligación de reformas estructurales, “un paquete de reformas que Francia debe cumplir”.

TTIP

El acuerdo de libre comercio transatlántico (TTIP, por sus siglas en inglés) que negocian la Unión Europea y Estados Unidos ha sido otro de los principales asuntos que Merkel ha tratado en su viaje a Bruselas con el Colegio de Comisarios.

La mandataria alemana ha insistido en la necesidad de defender y “mantener” los estándares europeos en el acuerdo que resulte de las negociaciones, aunque estén comprometidos y decididos a identificar cuanto antes “puntos políticos y un marco común” para el pacto.

El presidente de la Comisión Europea, por su parte se ha mostrado confiado en que los avances permitan llegar a un acuerdo “antes de que acabe el año”, porque es un pacto comercial que la UE “necesita”.

EUROPA PRESS