Empresas

Moll achaca la mala fama de los empresarios a que algunos han tenido malos comportamientos

El presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Javier Moll, afirmó este martes que la “mala fama” que tienen los empresarios se debe a que algunos han tenido comportamientos que “no han sido para enorgullecerse”.

En el XVII Congreso Nacional de la Empresa Familiar, Moll destacó la necesidad de que los empresarios sean un “referente moral” por “nuestro buen comportamiento”.

“¿Por qué tiene el empresario tan mala fama?”, planteó el responsable del IEF, para responde que “los comportamientos no han sido para enorgullecerse en un momento determinado”. Por ello, apostó por “mejorar nuestros comportamiento” para “ser cada día más referente moral”.

Por otra parte, Moll indicó que el hecho de que “la empresa familiar dure es para beneficio de la sociedad”, porque este tipo de compañías son, como dijo el rey Felipe VI, “un bien social” que “beneficia a mucha gente”.

En este sentido, el director general del Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC), Fernando Casado, señaló que en la actualidad hay una “desconfianza brutal” con todas las instituciones, también con el ámbito empresarial.

Casado destacó que las empresas familiares representan “valores”, “continuidad en sus decisiones” y una actuación “nada especulativa”, por lo que las animó a asumir la tarea de “revalorizar el papel del empresario, porque no lo está haciendo nadie”.

Respecto a la situación de la economía española, el presidente del IEF consideró que “las cosas van a ser positivas”, aunque subrayó que hay que hacer “más” para que se genere empleo. “Creo que salimos adelante perfectamente”, sentenció.

 

SERVIMEDIA