Destacado Economía Nacional

Montero afirma que “no da tiempo” de reformar la financiación autonómica en esta legislatura

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró este lunes que no da tiempo a llevar a cabo la reforma integral del modelo de financiación autonómica en la presente legislatura “porque el PP no había hecho nada”.

En una entrevista en Canal Sur recogida por Servimedia, la ministra señaló que durante el anterior Gobierno de Mariano Rajoy no se realizó “ni un documento político de posicionamiento del Ministerio sobre este debate tan importante”. Por ello, Montero resaltó la necesidad de “ser capaces de concitar el acuerdo y el consenso para avanzar a un ritmo que culmine con un nuevo modelo en la próxima legislatura”.

En cualquier caso, Montero destacó que en lo que queda de legislatura se realizarán mejoras en la financiación autonómica y que, entre distintos aspectos como las reestructuraciones de deuda, armonización de impuestos o composición del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), “el más acuciante es la insuficiencia de recursos” disponibles para las autonomías.

En este sentido, la titular de Hacienda afirmó que todas las comunidades autónomas están infrafinanciadas y que “el coste del Estado del bienestar no está suficientemente sustentado por el modelo de financiación”. “Hace falta una reflexión seria y profunda sobre qué modelo del bienestar queremos y cómo los impuestos de los ciudadanos contribuyen a sostenerlo”, añadió sobre este punto.

Así, Montero subrayó la importancia de las reuniones bilaterales que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tendrá con todos los presidentes autonómicos, para que todos ellos puedan trasladar sus propuestas de mejora del modelo. “Lo importante es que cualquier medida que se adopte pueda afectar a todas las comunidades autónomas que quieran acogerse, esa es la clave”, afirmó.

Por otro lado, Montero se refirió a la próxima convocatoria del CPFF “antes de que termine el mes de julio” con el objetivo de aprobar la senda del déficit, informar del techo de gasto de 2019 y comunicar las entregas a cuenta para dicho año. “Todos estamos en clave presupuestaria del año 2019”, indicó.

IMPUESTO A LA BANCA

Preguntada por la posibilidad de que el coste del tributo a la banca termine siendo asumido por los clientes de los bancos, Montero aseguró que dicha afirmación “es un clásico” que se da “siempre que se plantea que algún sector tenga mayor capacidad de contribuir”.

Así, la ministra aseguró que ese traslado del coste hacia los clientes no tiene por qué darse, al considerar que “en ese sector tenemos margen” porque “España es un país que tiene ocho puntos de presión fiscal de diferencia con otros países europeos”.

REFORMA FISCAL

En la misma línea, Montero defendió también el resto de impuestos que el Ejecutivo piensa implantar, al señalar que “probablemente con la globalización, los retos tecnológicos y la digitalización de la economía ha habido muchas revoluciones que no han sido bien contempladas por el nuevo espacio fiscal”.

En este sentido, la responsable de Hacienda aseguró que “no se trata de subir los impuestos a los ciudadanos, ya que en el IRPF no hay un margen que el Gobierno quiera aprovechar”, sino que “se trata de que aquellos que no tienen contemplado en la fiscalidad su contribución, se pueda hacer y además se elimine la competencia desleal”.

Sobre este punto Montero explicó que muchas empresas consideran que “el sector tradicional está pagando más impuesto que los emergentes y que eso está afectando a su competitividad”, por lo que se trata de “nuevos retos fiscales para una nueva sociedad”.

Además, Montero afirmó que “la sensación de muchos ciudadanos es que los que trabajan por cuenta ajena tienen bastante estipulado lo que aportan y que la fiscalidad no es justa porque a ellos se les exige un esfuerzo que pagan religiosamente mientras las grandes fortunas con esa ingeniería fiscal está contribuyendo de forma progresiva y de forma justa”.

DEDUCCIONES POR IGUALDAD

Por otro lado, la ministra también hizo referencia a la intención del Gobierno de implantar deducciones en el impuesto de sociedades orientadas a fomentar que las empresas implanten planes de igualdad de género en el ámbito laboral.

En concreto, Montero indicó que esto “debería ser un comportamiento instalado” pero que la realidad y los datos hacen necesarias estas medidas. “Este Gobierno está decidido a que las conquistas feministas lleguen hasta el último rincón incluida, la fiscalidad”, aseguró, para añadir que “queremos ser una referencia en Europa” a propósito de cómo desde el dinero público se incentiva la igualdad.