Empresas PYMES

Morosidad y trabas administrativas, las lacras de los autónomos

Lorenzo Amor afirma que los periodos medios de pago vuelven a dilatarse

La morosidad vuelve a convertirse causa principal de preocupación de autónomos y pymes. Así lo ha afirmado el presidente de Ata (Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos) durante la presentación del Barómetro del trabajo autónomo correspondiente al primer semestre de 2.015, en el que el 52,4 por ciento de los 1.100 autónomos encuestados afirman verse afectados por esta lacra, 3 puntos porcentuales más que en diciembre del año pasado (49,4 por ciento).

Un lastre para el colectivo que ve además como los periodos medios de pago vuelven a dilatarse. De hecho el 23,0 por ciento de los autónomos cobra en periodos de entre 91 y 180 días y el 9,2 por ciento entre 181 y 240 (0,5 y 1,5 por ciento más que en el anterior barómetro). Si bien en estas franjas se ha producido un avance indeseado el número de autónomos que cobran en plazos superiores a los 241 días se reduce en un 2,4 por ciento en su conjunto.

El presidente de Ata se ha lamentado de que los datos se auguran aún peores “en el próximo barómetro de la morosidad ya les adelanto que las cifras serán un 15 por ciento superiores”. Algo que muy probablemente tenga que ver con el dato que conocíamos ayer de que los periodos medios de pago a proveedores en las corporaciones locales durante el mes de abril aumentaron en dos días, pasando de los 29,50 a los 37,55 días de exceso.

Otro de los retos a los que se enfrenta el colectivo es la excesiva burocracia. El 67,6 por ciento de los encuestados afirma que la demasía de trámites afecta negativamente a su negocio. La reducción en uno o dos plazos para la presentación de impuestos, la mejoría en la solicitud de licencias de apertura y actividad y el cambio del periodo de presentación de las cotizaciones de mensual a trimestral, son las mejoras que los autónomos consideran “les harían la vida más fácil”.