Opinión

Moviendo ficha, haciendo el ridículo

No estoy muy convencido de que las encuestas que dan como primera fuerza a Podemos anden del todo equivocadas, pero sí estoy seguro de que los hasta ahora todopoderosos PP y PSOE están moviendo ficha porque ven que les pilla el toro. Unos con más sentido del ridículo que otros. Ya lo verán.

Así, tenemos a un Pedro Sánchez que no solo se cuelga una mochila al hombro al más puro Pablo Iglesias style, sino que está decidido a soltar bombazos mediáticos como echar atrás la reforma del artículo 135 de la Constitución. Poner en solfa el techo de gasto deja de ser reivindicación antisistema… Como por otro lado ha sucedido siempre con las reivindicaciones tildadas como tales, que terminan siendo legitimadas por quienes el sistema, es decir, la “casta”, acepta como unos de los suyos, aunque sea a regañadientes. Un ejemplo de viraje inteligente: dar a la gente lo que la gente demanda.

Tenemos otro estilo, el del PP, que consiste en dar a la gente lo que sus propios círculos elitistas determinan qué es lo que pide la gente. Así, si las encuestas dan oleada de votos a Podemos, y los del “Coletas” son “como todo el mundo sabe” unos chavistas y procastristas, debe ser que la gente adora a Fidel. Así, ni cortos ni perezosos, después de haber convertido la cuestión cubana en algo inquisitorial, van y reabren relaciones comerciales a bombo y platillo con la isla. Un ridículo espantoso. La hipocresía ideológica del PP ya la conocíamos por China. Pero lo de Cuba es a todas luces esperpéntico.