Empresas

Myriad Genetics: "Somos la empresa número uno en el mundo"

La compañía de diagnóstico molecular Myriad Genetics lanzaba hace unos días en España “MyRisk”, un test multigénico que analiza 25 genes asociados a ocho de los tipos de cáncer más frecuentes: de mama, ovario, endometrio, páncreas, próstata, gástrico y melanoma.

Este test, combina la información genética de la prueba con los antecedentes familiares para obtener un informe riguroso sobre el riesgo real de una persona de desarrollar cáncer hereditario.

En Gestiona Radio, Felis Iglesias, director de Myriad Genetics Iberia explica que el test es una novedad, porque hasta la fecha se iba evaluando de “gen en gen”. Ahora, con “MyRisk”, se intenta minimizar el impacto que tienen sobre los pacientes las diferentes pruebas a las que tienen que ser sometidos hasta poder obtener un diagnóstico. Con esta nueva prueba, se evalúan las posibilidades de padecer uno de los ocho tipos de cáncer más frecuentes.

Pero, ¿cómo está de extendido el uso de estos servicios?

Felis Iglsias explica que la sociedad está más educada, quiere conocer más y cuanta más gente quiera acceder a ellos, los test serán más baratos. Además hay que subrayar que la prueba genética solo es parte del proceso, “detrás tiene que haber antes un médico y un especialista que haga una evaluación”.

Uno de los casos más sonados relacionado con Myriad Genetics fue el de la actriz Angelina Jolie. “Ella confió en Myriad Genetics, ya que somos la empresa número uno en el mundo y tras la cirugía de mama, decidió hacerse una cirugía de ovario”. Y es que el cáncer de ovario tarda más tiempo en detectarse y es mucho más agresivo.

El estudio genético puede costar entre 500 y 3.000 euros. Dentro del estudio, los expertos de Myriad determinan si es necesario llevar a cabo la prueba o no, “no siempre es necesario hacerla”.

La importancia de la prevención

Aunque la estadística va cambiando, debido a los hábitos de vida y otros factores, desde Myriad afirman que el número de cánceres que se pueden heredar se sitúan entre un 10 y un 15%. La importancia de hacerse un test no tiene que ver solo con la posibilidad de heredarlo sino también de volver a sufrirlo.

En Estados Unidos, la sensibilidad y el conocimiento es mucho mayor. “En España tenemos la suerte de que está presente Myriad Genetics, y se ha traído a nuestro país ese conocimiento”.

La ventaja que tiene Myriad, según explica su director en España, es que está cotizada en Nueva York y es una empresa con muchísima solvencia. Invierte 100 millones de dólares en investigación y se les da a los pacientes la opción de acceder a un test de manera gratuita. “La filial de España es la que más pacientes ha aportado a cualquiera de los estudios clínicos realizados”.

La empresa tampoco es ajena a la crisis. Felis Iglesias señalan en este sentido que la dura situación económica les ha obligado a ser más eficientes. “La crisis ha supuesto un recorte de recursos, pero no entiende de enfermedades y por desgracia el número de pacientes ha aumentado”. Por eso Myriad sigue trabajando, y en los próximos 18 meses lanzará cinco servicios de diagnóstico más.

La polémica de las patentes

En EE.UU, hubo un fallo en junio de 2012 que declaraba que las secuencias de ADN que ocurren de forma natural no pueden ser patentadas. Pero hay otras decisiones, por ejemplo, de la Corte federal de Australia, que sí permiten patentar genes.

Myriad tiene la patente sobre la interpretación de esos genes, y la mantiene, “para proteger esa información”. Pero además comparte esa información. Según Iglesias, la firma quiere acercar el conocimiento, pero asegurarse de que el paciente tiene la mejor de las opciones terapéuticas, “evitar que un paciente que no va a tener cáncer, se le diga que sí, o viceversa”. Además, “somos pioneros en investigación genética, pero no somos quien más patentes tiene”. El mérito de Myriad, según Felis Iglesias, está en patentar los procesos, el conocimiento que hay tras la secuenciación del gen, por lo que no les afecta ir perdiendo patentes.

En España no se lleva a cabo toda la prevención que sería deseable, afirma Iglesias, pero Myriad trabaja ahora para dar los resultados. Por eso, este año finalizarán un segundo ensayo clínico, en el que demostrarán la eficiencia de los test de Myriad. “Un paciente podrá obtener la respuesta de su test en 21 días; con otras compañías, le puede tardar hasta 12 meses”.