Empresas Nacional Sectores

Nadal considera que no hay “información suficiente” para cerrar o abrir de nuevo Castor

El secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, señaló este martes en el Congreso de los Diputados que todavía no hay “información suficiente” para el cierre definitivo o para que se pueda volver a abrir el almacén subterráneo de gas situado frente a las costas de Vinarós (Castellón) y Alcanar (Tarragona), en estado de hibernación desde octubre.

Así lo señaló Nadal durante su comparecencia ante la Comisión de Industria, Energía y Turismo del Congreso, en la que defendió que el real decreto aprobado por el Gobierno prohíbe por el momento la actividad en la instalación y se estudia una solución con el “menor coste posible” para el consumidor.

En este sentido, Nadal afirmó que “ahora mismo Castor no le cuesta nada al consumidor de gas” puesto que la instalación está hibernando y por lo tanto “no hay retribución alguna al respecto”. No obstante, indicó que sí tendrán que pagar a “aquellos que nos han pagado el dinero para hacer frente a la obligación financiera frente a la concesionaria”.

El Gobierno aprobó a principios de octubre un real decreto por el que se adoptaba la hibernación de las instalaciones de Castor y reconocía una compensación de 1.350 millones a Escal UGS, controlada por ACS en un 66,7% y empresa encargada del proyecto, que será abonada por Enagás Transporte y resarcida por el sistema gasista durante 30 años.

Dado que el tipo de interés es “mucho más bajo” y el plazo más largo, el coste tras el real decreto es “100 millones más bajo de lo que era antes” de su entrada en vigor. De hecho, Nadal opinó que “existen grandes dudas de que hubiera sido necesario realizar” este proyecto, y “más aún” teniendo en cuenta que “hubiera costado al consumidor gasista en torno a 230 o 240 millones anuales”.

El secretario de Estado de Energía garantizó que los ciudadanos de Castellón y Tarragona podrán tener la “más absoluta seguridad” de que no se pondrá de nuevo en marcha el almacén “si no se tiene el 100% de seguridad de que es segura”. Sin embargo, matizó que tanto para el cierre definitivo como para su apertura habría que estar “muy seguro” por las repercusiones económicas y de seguridad, por lo que con la hibernación se abre un período de análisis y búsqueda de la mejor solución.

“ANÁLISIS PORMENORIZADO” DE AÑOS

Tras los movimientos sísmicos derivados del almacén cuya actividad permanece paralizada, Nadal apuntó que de los informes del Instituto Geográfico y Geológico se deriva que existe una “relación causal” entre las inyecciones y los movimientos de las fallas tectónicas. Sobre si inyecciones posteriores generarían nuevos movimientos sísmicos, indicó que “puede ocurrir que la falla se haya descargado o no”, pero en cualquier caso “el riesgo es elevado”.

Para poder determinar el área exacta donde se producen los movimientos y su evolución futura se necesitará un “análisis pormenorizado de meses o años por parte de los mejores expertos”, detalló Nadal, quien subrayó la “dificultad” de los estudios dada la localización del almacén. “Evidentemente no se pueden tomar nuevas decisiones hasta tener una idea lo más clara posible de si poner en marcha la instalación podría generar movimientos sísmicos” agregó.

 

SERVIMEDIA