Destacado Economía Empresas Noticias

Naturgy apunta una pérdida contable de 3.040 millones por la depreciación de sus activos en el primer semestre

Naturgy, la nueva Gas Natural Fenosa, registró unas pérdidas de 3.040 millones de euros entre enero y septiembre de 2018, como consecuencia de la depreciación de sus activos por un valor de 4.905 millones llevada a cabo durante el primer semestre.

Según informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en términos recurrentes el beneficio se incrementó un 38%, hasta los 877 millones.

Por su parte, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) recurrente aumentó también un 10% entre enero y septiembre, hasta los 3.248 millones de euros.

La evolución de los tipos de cambio entre enero y septiembre tuvo un impacto negativo de 182 millones de euros en Ebitda y afectó a todas las divisas en las que opera la compañía, principalmente el peso argentino, así como el real brasileño, el dólar y los pesos mexicano y chileno. El impacto sobre el beneficio neto de la compañía fue de 80 millones de euros, con especial incidencia del peso argentino debido a la hiperinflación que afecta a la economía de este país.

PLAN ESTRATÉGICO

El presidente de la compañía, Francisco Reynés, destaca que el tercer trimestre es “el primero tras el lanzamiento de nuestro Plan Estratégico y sus resultados avalan el compromiso del equipo ejecutivo con su cumplimiento”.

Entre otros avances se refiere a la simplificación del gobierno corporativo y de la estructura de los negocios y de la corporación, el incremento del dividendo para los accionistas, el acuerdo alcanzado con Sonatrach en Argelia, el lanzamiento del plan de eficiencias, o las inversiones de crecimiento que se han cerrado y que cumplen con los criterios mínimos de rentabilidad.

Por unidades de negocio, Gas&Power, que crece en todas sus actividades, registró un Ebitda recurrente de 1.003 millones de euros debido principalmente al negocio internacional de GNL y la comercialización de gas, como consecuencia de la renovación del acuerdo con Sonatrach y una mejora en los precios de comercialización.

El negocio de Infraestructuras EMEA se mantuvo estable durante los nueve primeros meses con un incremento del Ebitda recurrente hasta los 1.357 millones de euros. Cabe destacar el buen comportamiento de las redes eléctricas en España.

El resultado del negocio de Infraestructuras América del Sur (Chile, Argentina y Brasil, principalmente) se vio afectado por la evolución negativa del tipo de cambio, que impactó en 132 millones el Ebitda, que disminuyó hasta los 656 millones de euros en términos recurrentes. En el caso de Infraestructuras Norte Latinoamérica (México y Panamá) el impacto de las divisas fue de 16 millones en el Ebitda, que alcanzó los 193 millones de euros recurrentes.

INVERSIONES

Durante los primeros nueve meses del año, Naturgy invirtió 1.593 millones de euros, un 42% más que en el mismo periodo de 2017.

Las inversiones de crecimiento en el periodo sumaron más del 70% del total, alcanzando los 1.153 millones de euros (+97%). Las inversiones de mantenimiento fueron de 440 millones.

A 30 de septiembre la deuda financiera neta de Naturgy alcanzó los 13.575 millones de euros, un 10,4% menos que a finales de 2017. Así, el ratio de Deuda Neta/Ebitda era de 3,4x a cierre del tercer trimestre, frente al 3,9x de cierre de 2017.

En el tercer trimestre, Naturgy utilizó parte de su caja para amortizar deuda corporativa bancaria, incluidos 1.270 millones denominados en euros y 390 millones denominados en dólares.

Además, el pasado 19 de octubre la compañía completó con éxito la recompra de bonos de 314 millones de euros, con vencimientos que van entre 2019 y 2021.