Mercado Deportivo

Neymar provoca más que goles y tarjetas

Dos días después de que el juez Pablo Ruz admitiese la querella a trámite, Sandro Rosell presenta su dimisión y anuncia a su sucesor: Josep María Bartomeu. Aunque entre los motivos que recoge el ex presidente blaugrana no figura, la demanda presentada por Jordi Cases resulta el punto de inflexión que lleva a Rosell a tomar su irrevocable decisión.

Después de la reunión con la junta directiva, Sandro Rosell comparecía ante los medios para confirmar un rumor que se daba por hecho durante toda la tarde. El ex presidente del FC Barcelona apela a motivos personales y a amenazas sufridas en su propio domicilio. Sobre el fichaje de Neymar, Rosell se marcha sin bajarse del burro: “Siempre mantendré que el fichaje de Neymar es correcto y ha provocado muchas envidias”, señalaba el máximo dirigente blaugrana.

Pero la salida de Sandro Rosell no provocará, al menos de momento, que los socios blaugranas vuelvan a las urnas al finalizar la temporada. Los estatutos del FC Barcelona permiten que el vicepresidente deportivo puede relevar en el cargo al presidente elegido por los socios culés. De ahí que Bartomeu asegure se siente fuerte y que será presidente hasta 2016, año en el que concluye la legislatura de la presente directiva.