Sectores

El mal Rato de Bankia

Por si fueran pocos los créditos impagados que ha aportado Bancaja a las cuentas del grupo, ahora la crisis estallada en Banco de Valencia no hace más que sumar preocupaciones a su presidente Rodrigo Rato. Y es que la entidad valenciana, filial de Bancaja primero y ahora de Banco Financiero y de Ahorro presenta un déficit de provisiones superior a los 800 millones de euros.

Para cubrir este agujero BFA estudia acudir a la ampliación de capital en la parte que le corresponde, un 27,5%, ya que el otro 10% está en manos de otros socios con los que participa en una sociedad. También se estudia pedir la dimisión del por entonces presidente de Banco Valencia y ahora vicepresidente de Bankia, José Luís Olivas. Por otro lado el sindicato CCOO ha exigido que se "depuren responsabilidades de gestión".

Los sindicatos también exigen que se "depuren responsabilidades de gestión" en todo el sector financiero y se acabe con las retribuciones e indemnizaciones "socialmente repugnantes" a altos cargos de la banca. Dicen que para una reestructuración adecuada del sistema financiero español es de todo punto indispensable la información, la transparencia y el correcto análisis de lo que esta pasando. Desde Comfia-CCOO también se han referido a la situación creada por los problemas de capital detectados en el Banco de Valencia y han exigido la implicación en la solución de Bankia, puesto que la entidad valenciana pertenece a su integrada Bancaja.