Sectores

El sueldo de consejeros se dispara, los beneficios de las cajas se desploman

El mejor ejemplo se observa en las nueve mayores cajas de ahorro, dónde el beneficio entre 2004 y 2010 se ha reducido un 7%, mientras que el salario de consejeros y alta dirección escalado un 47%.

Lo mismo ocurre con consejeros y altos cargos de los seis grandes de la banca, sus sueldos crecen un 42%, sin embargo – y a diferencia de las cajas – lo hacen acorde con su cuenta de resultados, dónde los beneficios han aumentado un 46% durante estos 6 años.

Cuantos más problemas, más escándalos.

Algunas entidades destacan muy por encima, las retribuciones más altas se observan en la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) dónde sus consejeros han visto incrementar su paga un 542%, una escandalosa situación que sitúa a la caja alicantina de nuevo en el centro del debate, después de conocerse las multimillonarias prejubilaciones a algunos de sus ya ex directivos.

No es casualidad que la segunda entidad dónde más ha crecido la remuneración a sus altos cargos sea otra entidad con problemas. La cúpula de Novacaixagalicia ha visto incrementar su honorarios un 200% de 2004 a 2010.
En tercer lugar de este ránking se sitúa CatalunyaCaixa, las retribuciones a sus consejeros han escalado un 104% en seis años
La bancarización de las cajas, el motivo.

El motivo, ha confirmado ha señalado José María Martínez, secretario general de la Federación de Servicios Financieraos y Administrativos de CC OO es la conversión de las cajas en bancos: "Cuando una caja se bancariza las retribuciones crecen sustancialmente y se acercan a las retribuciones de los bancos", ha destacado Martínez durante presentación de los datos.

Se dispara la concesión de crédito a consejeros.

Otro escándalo destapado por el sindicato es el que se refiere a la concesión de préstamos a los miembros del Consejo de Administración. "Los préstamos se han disparado en la entidades con problemas", afirma Martínez.

Un hecho por el que la organización sindical pide responsabilidades al regulador bancario, "el Banco de España debería obligar a la revisión de las cantidades comprometidas", ha adelantado el portavoz del estudio.