Sectores

2011 se lleva 200.000 puestos de trabajo del sector financiero

 

Como si de una enorme réplica se tratara, La Gran Depresión, y la caída de Lehman Brothers desatan sus efectos en los últimos estertores de este año 2011. De momento y a mes y medio para que concluya el año, ya son 200.000 los puestos de trabajo destruidos en el sector financiero. Tres años después de 'la gran crisis financiera' de 2009, la destrucción de puestos de trabajo se ceba con la banca.

Los últimos en anunciar recortes, Citigroup y la francesa BNP Paribas sólo confirman el declive de un sector que no consigue levantar cabeza, la cifra que hoy, a 17 de noviembre registra la banca en cuanto a destrucción de empleo se refiere, supera con creces los 174.000 puestos de trabajo destruidos a 31 de diciembre de 2009.

Estos datos también confirman que la tempestad provocada por la crisis de deuda en el Viejo Continente es mucho más violenta que la Gran Depresión desatada por la quiebra de Lehman Brothers. Los bancos, no sólo se enfrentan ahora a la turbulenta situación de la deuda soberana, sino que también deberán afrontar una regulación más exigente con los requisitos de capital principal para paliar posibles pérdidas en sus operaciones de más riesgo.

Las previsiones son, sin embargo, aún peores, la firma con sede en la City Kennedy Group, prevé un 2012 muy débil y ha pronosticado que "el futuro será también sombrío. Esto continuará en los próximos 14 ó 15 meses".

Nuevos recortes en BNP y Citigroup

La financiera francesa BNP Paribas tiene previsto deshacerse del 6,5% de su plantilla en Francia y en el resto de países donde tiene presencia, incluido España, dónde la entidad tiene presencia en buena parte de las ciudades estratégicas para su división Real Estate.

Un total de 1.396 puestos de trabajo serán suprimidos, 1.023 de ellos lejos de terreno francés, con un único objetivo según los sindicatos de la compañía: dar un "nuevo paso para tranquilizar a los mercados y a las agencias de calificación” financiera.

Bajo ese argumento giró la reunión que dio cita la semana pasada a dirección y comité de empresa, la división CFDT del grupo bancario.

Al mismo tiempo, se ha conocido que el banco estadounidense Citigroup estudia recortar unos 3.000 empleos con la intención de reducir sus gastos, aunque la cifra total de empleados del banco a los que les afectará la reestructuración todavía no se ha oficializado por parte de la firma americana.

Otros bancos han seguido también la senda del recorte de personal, Bank of America y Goldman Sachs también han anunciado despidos en los últimos meses. El primero, el mayor banco por activos de Estados Unidos, anunció el pasado septiembre la eliminación de 30.000 empleos, por su parte el mayor banco de inversión del mundo también informó en verano que el 3% de su plantilla abandonará la empresa hasta mediados de 2012, es decir, recorta casi un millar de sus trabajadores.