Sectores

Los 27 llegan a un principio de acuerdo para recapitalizar la banca con 100.000 millones

 Los  ministros de Economía de los 27 han alcanzado este sábado un principio de acuerdo para recapitalizar la banca europea con alrededor 100.000 millones de euros con el objetivo de garantizar que pueda resistir a la crisis de deuda y recuperar la confianza del mercado, según han informado fuentes diplomáticas.

El importe de capital adicional que la UE ve necesario para sus entidades es sustancialmente inferior a los 200.000 millones de euros que calcula el Fondo Monetario Internacional (FMI).

También han acordado exigir temporalmente a los grandes bancos de la UE un ratio de capital de calidad del 9%, frente al 5% de las pruebas de estrés realizadas en julio (en el caso de España, serán seguramente los cinco más importantes: BBVA, Santander, Bankia, CaixaBank y Popular), tras aplicar descuentos en la deuda pública de los países periféricos que tienen en cartera.

En todo caso, el principio de acuerdo todavía está pendiente de que se alcancen compromisos sobre los otros dos pilares del plan de la UE para hacer frente a la crisis de deuda: la quita que se aplicará a Grecia, que ascenderá a alrededor del 50%, y el refuerzo del fondo de rescate para frenar el contagio a España e Italia.

"No hay acuerdo sobre nada hasta que no haya acuerdo sobre todo", han explicado las fuentes.

España, Italia y Portugal dicen 'no'

España, Italia, Portugal y el Banco Central Europeo (BCE) se resisten al plan de recapitalización de 100.000 millones de euros para la banca europea por considerar que la ratio de capital de calidad del 9% que se exigirá a las grandes entidades es excesiva, según han informado fuentes europeas.

Además, España pide que las provisiones genéricas se contabilicen en la definición de capital de calidad, algo que sigue sin aceptar la Autoridad Bancaria Europea (EBA), que ya las rechazó en los test de estrés del pasado julio.

Madrid y Roma reclaman también que se suavicen las condiciones que está previsto imponer a los países que acudan al fondo de rescate de 440.000 millones de euros.

El plan de recapitalización de la UE ha sido objeto de duras críticas por parte de bancos españoles como el Santander y el Popular, que lo ven innecesario y consideran que los problemas de financiación de la banca se resolverían arreglando la situación en Grecia.