Sectores

Garzón y Otegi, los últimos en impugnar las decisiones de Pérez de los Cobos

Desde que se destapase la militancia del presidente del TC, Francisco Pérez de los Cobos, en el Partido Popular, la lluvia de reacciones no han cesado. Las últimas, han llegado desde el exmagistrado condenado y expulsado de la carrera judicial por el Tribunal Supremo, Baltasar Garzón, y el secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi.

Ambos lideran la petición para que se anulen las decisiones que en las que el presidente del Constitucional haya participado. 

Por otro lado, la Junta de Andalucía ha anunciado que revisará y estudiará los fallos del TC desde que Pérez de las Cobos lo preside. Por su parte, la Generalitat de Cataluña ha asegurado que confía en que sea el propio Partido Popular, el que "de un paso" y decida el futuro del magistrado.

LA CONSTITUCIÓN EXCULPA A PÉREZ DE LOS COBOS

En una nota informativa para clarificar la polémica suscitada en torno a Pérez de los Cobos, que pagó cuotas al PP siendo ya vocal del TC, el Constitucional, sin mencionarle expresamente, le exculpa de cualquier incompatibilidad acudiendo a los propios artículos de la Carta Magna.

Así, cita que el 159.4, así como el 19.1 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, establece que la condición de miembro del mismo es incompatible, entre otros supuestos, "con el desempeño de funciones directivas en un partido político o en un sindicato y con el empleo al servicio de los mismos".