Sectores

En marcha la nacionalización de Dexia, que se divide en tres entidades

A la espera de conocer la decisión del Consejo de Administración sobre los planes de ayuda, todo apunta a que Dexia va a recibir 100.000 millones de euros. El Gobierno belga ha confirmado que se creará un 'banco malo' para aislar los activos tóxicos del banco francobelga.

Según el primer ministro belga en funciones, Yves Leterme, el banco residual tendrá activos por 90.000 millones de euros, que serán garantizados por los Estados belga, francés y luxemburgués. De este modo, a Bélgica le corresponderá garantizar unos 54.000 millones de euros, a Francia unos 33.000 millones y a Luxemburgo algo más de 3.000 millones.

Con Dexia dividida en tres partes, lo que se pretende nacionalizar la entidad belga del grupo financiero; crear en Francia una nueva compañía para atender la financiación de las entidades locales, y vender Banco Internacional de Luxemburgo a una sociedad de Catar por unos 900 millones de euros.

A las nueve de la mañana está previsto que la entidad franco-belga vuelva al parqué, después de estar suspendida de cotización desde el pasado jueves por alta volatilidad.