Noticias

Las administraciones públicas deben más de 15.000 millones a los autónomos

 

Por comunidades autónomas, Cataluña (2.708 millones de euros), Andalucía (2.489 mill. de €), Comunidad Valenciana (1.729 mill. de €) y la Comunidad de Madrid (1.6015 mill. de €) son las comunidades con mayor deuda con los autónomos. Estas cuatro comunidades concentran el 56,1% del total de la deuda de la Administración con el colectivo.

Por último, se encuentran La Rioja (69 mill. de €) y la Comunidad Foral de Navarra (159 millones de euros), donde las Administraciones Públicas son las más cumplidoras y su deuda para con los autónomos y microempresas no supera los 200 millones de euros. Por su parte, ATA estima que las deudas  de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla se cifran en torno a los 13 millones en el primer caso y 15 millones de euros en el segundo.

EN SEIS COMUNIDADES, DESCIENDE LA DEUDA CON LOS AUTÓNOMOS

La deuda de las Administraciones vuelve a cumplir un récord histórico, pasando de los 14.983 millones adeudados a autónomos y microempresas en agosto a los 15.229 de noviembre, lo que se traduce en 246 millones de euros más y un crecimiento de la deuda del 1,6%.

De los datos obtenidos por la ATA se comprueba cómo hay seis comunidades autónomas en donde la deuda que mantienen las Administraciones Públicas con los autónomos ha descendido en el último trimestre, siendo Cantabria la comunidad que ha liderado este descenso, con un reducción de la deuda del -6,7%, alrededor de 13 millones de euros menos. A Cantabria le acompañan las comunidades de La Rioja, con un descenso de la deuda del -5,1% (73 millones adeudaban las Arcas Públicas a los autónomos riojanos en agosto, frente a los 69 mill. de euros de noviembre), la Comunidad de Madrid, que ha reducido su deuda en aproximadamente 71 millones de euros (-4,2%), Extremadura (-3,1%, 16 millones de euros menos), País Vasco (con una deuda de 9 millones de euros menos, -1,3%) y Navarra, que ha pasado de adeudar 160 a 159 millones de euros, un millón de euros menos, lo que se traduce en un descenso del -0,6%.

EL 90% DE LOS AUTÓNOMOS TARDA MÁS DE 90 DÍAS EN COBRAR SUS FACTURAS

En cuanto a los periodos de pago, cabe destacar que únicamente en las intervenidas Italia (188 días) y Grecia (175 días de media), los plazos de pago de las Administraciones Públicas a autónomos y microempresas son superiores a los que registra España: mientras que la media de pago en el total de la UE se sitúa en 82 días, en España esta cifra prácticamente se duplica, hasta los 159 días de media. Cabe destacar los plazos de pago de países como Finlandia, donde un autónomo tiene que esperar, de media, únicamente 25 días para hacer efectivo el cobro de una factura con la Administración, y Alemania o Suecia, con una media en el pago de las facturas de 36 días, periodo cuatro veces inferior al de España.

Cabe recordar que tras la entrada en vigor de la Ley de Morosidad se  establecieron unos plazos máximos de pago para el sector privado y la Administración que se van acortando de forma progresiva hasta cerrarse el 1 de enero de 2013 en un plazo máximo de pago de 60 días para el sector privado y de 30 para el público. En 2011, este plazo es de 85 días para el sector privado y 50 para la Administración Pública.

Con estos datos, comprobamos como a día de hoy el 90% de las Administraciones incumplen la Ley de Morosidad: únicamente el 11,8% de los autónomos tarda menos de 90 días en cobrar las facturas emitidas al sector público.

Las cifras se tornan aún más preocupantes cuando se comprueba que uno de cada dos autónomos – el 51,5% – tiene que esperar más de seis meses desde que emite una factura a una Administración Pública hasta que la cobra, tiempo de espera que para prácticamente uno de cada cuatro autónomos – el 23,4% – supera el año.

“Estos datos, junto al agravante de que los autónomos han adelantado 1.930 millones en concepto de IVA, por facturas aún no cobradas, suponen un testimonio claro y definitivo de que autónomos y microempresas estamos financiando a las administraciones públicas cuando – señala Lorenzo Amor, Presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA – debería de ser al revés”.