Noticias

Alemania crece un 0.3% y Francia evita la recesión

Alemania sigue siendo el motor europeo a pesar de que su economía crece a un ritmo inferior al que lo hacía los meses anteriores. Sin embargo, esas tres décimas de crecimiento suponen un buen dato para el país y la zona euro, que esperaba una desaceleración una décima mayor en el segundo trimestre del 2012.

De todos modos, la mayor economía del Viejo Continente también sufre por el recrudecimiento de la crisis en Europa. El año pasado Alemania avanzo medio punto entre los meses de abril y junio. Este 2012 su crecimiento no supera el 0,3%, lastrado principalmente por los malos datos de inversión en general y en los bienes de equipo, en particular. Sin embargo, y en contra de lo que ocurre en las economías más perjudicadas como la española, el consumo interno sigue tirando de la economía, así como su potente sector exterior, donde las exportaciones volvieron a repuntar por encima del avance que registraron las importaciones.

Caso diferente es el francés. El balance positivo es que nuestro vecino ha conseguido esquivar la recesión en el primer trimestre, en contra de las peores previsiones. Sin embargo no termina de crecer a un ritmo saludable. Entre abril y junio el PIB galo se mantuvo con una subida estable. Es decir, su PIB no ha sufrido ninguna evolución respecto a cómo cerró el primer trimestre.Y es que los malos datos de comercio exterior y su mermado consumo han contrarrestado las buenas cifras de inversión y constitución de existencias por las empresas.