Noticias

Alemania y Francia diseñan el Euro 'vitaminado'

Semana de múltiples referencias macroeconómicas y de exámenes de los países en los mercados de deuda, que comienza este lunes con el acuerdo que negocian las locomotoras de Europa para llegar a un nuevo Pacto de Estabilidad. De hecho, parece que Merkozy van a aceptar finalmente que el BCE compre deuda soberana de forma masiva.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, están planeando presentar un paquete con medidas drásticas, entre las cuales, habría un nuevo Pacto de Estabilidad. Según el diario germano 'Welt am Sonntag', en caso de necesidad urgente, tanto Alemania como Francia están listos para implementar una disciplina presupuestaria más severa, con el apoyo de varios países.

Es más, fuentes del Gobierno alemán sostienen que el plan de lucha contra la crisis podría ser anunciado por ambos mandatarios europeos en apenas unos días. Los países de la eurozona podrían evitar los largos plazos necesarios para la reforma de los tratados de la UE mediante un acuerdo entre dichos países para conformar un nuevo Pacto de Estabilidad. Éste entraría en vigor a comienzos del próximo año y sería similar al Acuerdo de Schengen, que exime de controles fronterizos a los ciudadanos de dichos países.

En este caso, los países incluidos en el Pacto de Estabilidad tendrían que acatar las normas de control del déficit y del presupuesto nacional. Ya el pasado viernes, los responsables de la zona euro impulsaron una integración fiscal más intensa, lo cual podría otorgar al BCE un margen de maniobra suficiente para acrecentar las compras de títulos de deuda y estabilizar así los mercados.