Noticias

Asturias: “Parece que Almunia nos ha oído pero no nos ha escuchado”

Graciano Torre, Consejero de Economía y Empleo del Principado de Asturias, ha adelantado que su autonomía acude hoy al encuentro con el Comisario de Competencia rechazando radicalmente el posicionamiento de Joaquín Almunia sobre la investigación del tax lease: “tomamos esta postura por razones de confianza legítima de los inversores, de seguridad jurídica, de actividad económica y empleo, y por considerar que existe un prejuicio comparativo con lo que ocurrió en Francia”.

Así, Torre ha considerado que se le han remitido a Almunia muchos argumentos fácilmente entendibles, pero que “el comisario puede que nos haya oído, pero no nos ha escuchado”. Además, para reforzar el argumento de la confianza, recuerda que el tax lease se trata de una norma publicada en el BOE, autorizada por el Ministerio de Hacienda y que contaba con el visto bueno de la comisaria de competencia de 2009. “Decirnos que ahora hay que devolver el dinero supone una vulneración de nuestra confianza legítima y de la seguridad jurídica”.

Problemas con los inversores

Una desconfianza que podría alejar a los inversores del sector naval de nuestro país de cara a futuros proyectos. En este sentido, y sobre el nuevo sistema de tax lease aprobado recientemente por el Colegio de Comisarios y similar al actual, Torre defiende que “ningún inversor se va a fiar si ahora les obligan a devolver el dinero”. Además, considera la posición de Bruselas una incoherencia ya que, recuerda, a la vez está promoviendo que en los próximos años el 20% del PIB de la Unión Europea sea del sector industrial.

Además, el consejero asturiano ha reconocido que podríamos estar ante una guerra comercial dentro de la Unión Europea. “Mientras que los españoles hacíamos barcos con menos tecnología que los holandeses, no había problema. Como ahora hay que repartirse menos mercado y los astilleros españoles tienen tecnología a nivel de Holanda y a nivel de las mejores del mundo, suponen competencia y mediante esta vía buscan eliminar al competidor”, explica Graciano Torre.

En este sentido, ha criticado también que a Francia se le ordenara retirar el procedimiento en 2007 pero no devolver las ayudas mientras que los españoles sí que tienen que realizar esta devolución. “Puede que Almunia, al ser español, quiera demostrar más independencia que nadie”, ha dicho criticando la actitud del comisario.

"Pensábamos que era legal"

Desde la Asociación Clúster Naval de Galicia, su presidente Fernando Alcalde, también cree que “se trata más de una guerra comercial que de incumplimientos o no de la jurisprudencia en Europa”. No obstante, confían en que la reunión de hoy tenga como fruto un acuerdo que evite la tramitación del borrador preparado por la Comisión Europea y que denomina al tax lease ayudas ilegales del Estado. “Nosotros pensábamos que estábamos actuando bajo la más absoluta legalidad, ya que teníamos el visto bueno del Ministerio de Hacienda y Europea era perfectamente conocedora de la situación”. Además, espera que los perjuicios de estas medidas no sean mayores que lo que el Estado español ha dejado de ingresar.

Además, Alcalde ha adelantado que ante esta situación, son ya muchos los inversores que han mostrado su falta de interés en colaborar ni en ponerse manos a la obra para buscar cualquier tipo de financiación para la construcción de barcos en España. “Los inversores no tienen argumentos jurídicos para estar seguros de que no se les venga reclamando anda dentro de varios años”, ha sentenciado.