Noticias

Aznar pide a Rajoy bajar los impuestos y no descarta volver

Durante una entrevista en Antena 3 Televisión, recogida por Servimedia, Aznar expuso cinco líneas que debería seguir el Gobierno de Mariano Rajoy para salir de la crisis y adujo que todas ellas tienen cabida en el programa con el que el Partido Popular se presentó a las elecciones generales de 2011.Aznar pidió emprender una acción política "con todas las consecuencias" y poner en marcha un conjunto de reformas que permitan "recuperar el aparato productivo del país". Entre esas medidas, abogó por una "profunda reforma fiscal" destinada a bajar impuestos, especialmente ante el "castigo muy fuerte" que están sufriendo las clases medias por las subidas de impuestos del IRPF y del IVA que ha puesto en marcha por el Gobierno de Rajoy.

También abogó por "culminar" la reforma laboral que la ministra Fátima Báñez emprendió en febrero del año pasado. Reconoció que "algunas de las cosas" que incluye la nueva normativa "van por el buen camino" pero insistió en que es preciso avanzar mucho más para recuperar los puestos de trabajo perdidos durante la crisis.En este sentido, Aznar se sorprendió de que dentro del Gobierno de Rajoy haya ministros que también compartieron gabinete con él entre 1996 y 2004 y que cuestionan estas posibilidades. Recordó que, bajo su mandato, el PP bajó los impuestos dos veces (en 1998 y 2002) y modificó la legislación laboral con un resultado notable. "Cuando llegué al Gobierno trabajaban 12 millones de personas, cuando salí trabajaban 18 millones", subrayó.

Aznar abogó por un nuevo pacto social que permita reformar el sistema de pensiones para adecuarlo a la demografía española y apostó por recuperar la posición internacional de España para que el país sea más fuerte y más competitivo.Asimismo, criticó el déficit a la carta que Rajoy quiere ofrecer a las comunidades autónomas para flexibilizar el objetivo de 2013 y aseguró que esa propuesta es una "manifestacion" de los problemas endémicos de España. "El Estado carece de los mecanismos para garantizar su cohesion", lamentó.

Aznar pidió que el mandato que el PP recibió en las elecciones generales "sea aplicado y desarrollado" por el Gobierno de Rajoy, al que exigió que trace "unos objetivos históricos nuevos" y que lidere un discurso político que entusiasme a los ciudadanos.Afirmó que el Ejecutivo "debe actuar todos los días" y confesó sentirse "en situación parecida a la de los votantes del PP que les gustaría ver esos objetivos renovados y una acción política decidida" personalizada en la figura de Mariano Rajoy.

Sobre su relación con el actual presidente del Gobierno, Aznar explicó que "no hace mucho" mantuvieron una "conversación larga" en la que le transmitió todas estas preocupaciones. Señaló que es la única de este tipo desde que Rajoy llegó a La Moncloa, aunque con más frecuencia han tenido "encuentros episódicos para asuntos concretos".Aznar dijo no arrepentirse de haber elegido a Rajoy como su sucesor al frente del PP en el año 2003 porque lo hizo pensando en el interés general del país pero no descartó volver a la primera fila de la política si fuera necesario. "Nunca he rehuído mi responsabilidad. Cumpliré con mi responsabilidad, con mi conciencia, con mi partido y con mi pais, no tenga ningunda duda de ello", afirmó.