Noticias

El Banco de España atisba una "cierta mejoría" de la demanda

Según el último Boletín Económico del Banco de España, la "escasa" información relativa al segundo trimestre apunta "a un nuevo descenso" del PIB, si bien en un contexto en que se percibe una cierta mejoría en los indicadores de naturaleza cualitativa, sobre todo por el lado de la demanda. Además, de acuerdo con la estimación de avance de la Contabilidad Nacional Trimestral el ritmo de caída intertrimestral del PIB se habría situado en el 0,5% en los tres primeros meses del año, lo que marca una "desaceleración" de tres décimas en el ritmo de contracción de la actividad respecto al retroceso del tramo final de 2012.

Con respecto a la inversión en bienes de equipo, la información reciente apunta a una "moderación" en el ritmo de deterioro de este componente de la demanda. Además, la información relativa a la inversión en construcción apunta a una continuación de su perfil contractivo, si bien podría haberse moderado en los últimos meses. Por el lado de la oferta, el Banco de España apunta que los indicadores más recientes referidos a la actividad industrial han mostrado una evolución dispar, apuntando, en su conjunto, a una ligera mejoría, aunque dentro de "un tono todavía recesivo".

Por lo que se refiere al sector servicios, los indicadores disponibles apuntan a un comportamiento "algo menos contractivo". En relación con la evolución financiera, la información más reciente muestra un ritmo de contracción de la deuda de los hogares y las sociedades similar, en términos interanuales, al del mes anterior, y una cierta moderación en el avance de los pasivos de las AAPP.

Por su parte, los activos financieros líquidos de las familias y las empresas crecieron a una tasa superior a la de febrero. La información provisional correspondiente a abril apunta a una "ligera intensificación" del descenso del crédito a estos agentes y a un mayor dinamismo de sus tenencias de activos financieros líquidos.

PIDE MEDIDAS PARA LOS PARADOS DE LARGA DURACIÓN

En cuanto al mercado laboral, el Banco de España sostiene que la información más reciente sobre su evolución apunta a un tono “algo menos desfavorable” en abril, cuando el número de parados registrados se redujo en 10.000 en términos ajustados de estacionalidad.

Aún así, el organismo  observa un aumento "muy acusado" del desempleo de larga duración desde el inicio de la crisis. El Banco de España dice que este problema es especialmente grave para algunos colectivos, como jóvenes, trabajadores de mayor edad y aquellos con menor nivel de formación. En este sentido, apuntan que las tasas de salida del desempleo son "muy reducidas" y, en algunos casos, se observan duraciones en el desempleo "muy elevadas que ponen en riesgo de exclusión del mercado laboral a estos colectivos".

Por ello, en opinión del organismo regulador, esta situación debería evitarse mediante la instrumentación de políticas activas y pasivas del mercado laboral focalizadas en evitar la materialización de estos riesgos.