Noticias

El banco malo tendrá atractivos fiscales para sus inversores

Entre otras cosas tendrá una tributación del 1% en el impuesto de sociedades, y además quedarán exentas de tributar en España las rentas obtenidas por lo no residentes sin establecimiento permanente. La intención es conseguir que el FROB pueda tener menos del 50% del capital social de la compañía.

Además,  "banco malo" se hará cargo de todos los activos adjudicados y todos los activos ligados al crédito promotor, tanto problemáticos como no de las entidades que reciban ayudas, por lo que el Gobierno calcula que tendrá un tamaño próximo a los 60.000 millones de euros.

Por otra parte, la supervisión e inspección de esta entidad quedará en manos del Banco de España. Asimismo, esta labor se reforzará por una comisión de seguimiento en la que podrá participar el Banco Central Europeo como observador permanente.

Con todo ello, el Ejecutivo persigue el "saneamiento de las entidades" y "dinamizar el mercado de la vivienda en España".