Noticias

El BCE anunciará compras ilimitadas a corto plazo

El Banco Central Europeo compraría tanta deuda como sea posible hasta garantizar una financiación sostenible de los países con problemas. Así lo asegura la agencia económica Bloomberg, que cita a dos fuentes del BCE.

Estas adquisiciones se realizarán en los planos cortos de la curva de tipos y el el organismo que preside Mario Draghi no impondrá topes en la rentabilidad de los bonos soberanos. Según estas filtraciones, el BCE renunciará a su preferencia de cobro y no anunciará que primas de riesgo considera razonables para evitar la especulación. Además, dejará de comprar bonos o incluso los venderá si los Gobiernos se relajan en sus reformas.  La compra de bonos sería a tres años y estaría condicionada.

Los planes de Draghi incluyen otra novedad: según inyecte liquidez en el mercado irá retirándola ofreciendo depósitos a las entidades financieras. Esa operación conocida como esterilización debería evitar que haya más dinero en el mercado y frenar posibles tensiones inflacionistas.

Veremos cómo se toman los mercados esa cita del Consejo de Gobierno del BCE. Un encuentro tras el que también sabremos si Mario Draghi mantiene los tipos de interés en el 0,75%. El BCE, desde luego, tiene cada vez más apoyos para tomar medidas extraordinarias. El último en hacerlo, el presidente del Consejo, Herman Van Rompuy.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha defendido que el BCE pida a los países condiciones para garantizar que prosiguen con las reformas y los ajustes, a cambio de la compra de bonos soberanos de países en problemas. Medida que beneficiaría sobre todo a Italia y a España.