Noticias

El BCE echa un cable a la banca

El Banco Central Europeo, sigue la hoja de ruta esperada por los analistas: echa un cable al sistema bancario en su acceso a la liquidez, mejora el funcionamiento del mercado interbancario, al mismo tiempo que ha revisado fuertemente a la baja sus previsiones de crecimiento de la economía de la eurozona para 2012.

Con Mario Draghi al frente la política del Regulador da un giro de 180 grados y se aleja de la filosofia de Jean Claude Trichet. Con nuevas iniciativas el BCE ha aprobado medidas no convencionales al acordar llevar a cabo dos operaciones de refinanciación a tres años en forma de subasta a tipo fijo, que puede amortizarse al cabo de un año.

REVISA A LA BAJA EL CRECIMIENTO DE LA EUROZONA

Pero no todo son buenas noticias, porque Draghi ha anunciado que el BCE ha revisado fuertemente a la baja sus previsiones de crecimiento para la eurozona en 2011 hasta un rango de entre el -0,4% y el 1%, frente a la anterior estimación de entre el 0,4% y el 2,2%.

BAJADA DE TIPOS AL 1%

Mario Draghi vuelve a abaratar el precio del dinero, lo hace 25 puntos básicos con lo que los tipos de interés se sitúan en este mes de diciembre en el 1%.Después del mandato de Jean Claude Trichet, se devuelve la tasa al mismo nivel en que comenzaron el año 2011, es decir, al punto porcentual. Hay que recordar que Trichet estuvo al frente del Banco Central Europeo hasta el mes de octubre y subió el precio del dinero en dos ocasiones en este ultimo año: en los meses de abril y julio. Desde que llegará Mario Draghi los tipos de interés se han bajado consecutivamente durante los dos meses que lleva al frente de la Institución.

GIRO EN LA POLITICA DEL BCE

La obsesión de Trichet por mantener controlada la inflación pasa a la historia ante el nuevo objetivo del nuevo presidente del Banco Central Europeo. Bajo el mandato de Draghi, se ha bajado el precio del dinero en dos ocasiones. Se acerca así a la manera de hacer de la Reserva Federal Estadounidense de estimular la economía, el objetivo del presidente del Banco Central Europeo es evitar los riesgos de recesión en la Unión Europea, aliviar de presión a la banca y reactivar la economía.