Noticias

Berlusconi anuncia recortes ante las presiones de Bruselas

Unos recortes que están encuadrados en un plan global y que Il Cavaliere se vio obligado a adelantar ayer después de que sus socios europeos le exigieran “medidas creíbles y grandes esfuerzos" para reducir su deuda que ya supera los 1,9 billones de euros.

Primero fue el presidente galo, Nicolas Sarkozy, quien le señaló con el dedo al decir que "ningún país puede venir a reclamar solidaridad si antes no hace sus propios deberes". Siguió con el estribillo la canciller alemana, angela Merkel, quien se reunió con Berlusconi para pedirle que acelere las reformas económicas. El broche final lo puso el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, quien le instó a realizar mayores esfuerzos en la lucha contra el déficit y el endeudamiento. "Algunos" dirigente europeos, subrayó Van Rompuy,  deberían "convencer de aquí al miércoles a sus colegas de que sus países ponen en marcha totalmente las medidas prometidas".

En paralelo, hay que rcordar que Italia afronta una complicada semana plagada de emisiones de deuda. De momento, los inversores se resisten a las compras, y el interés exigido a su bono a diez años se mantiene al borde del nivel del 6%.